Los agricultores han cobrado 4,8 millones por daños

Acequia junto a una parcela de tomate en Santa Amalia. :: brígido/
Acequia junto a una parcela de tomate en Santa Amalia. :: brígido

Agroseguro ha recibido reclamaciones de 7.536 hectáreas de tomate afectadas tanto por el pedrisco como por las inundaciones

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Al descenso de la superficie de tomate contratada respecto a la campaña anterior, algo ya previsto, se le ha unido otro descenso adicional y causado por la climatología: el de las hectáreas que producirán tomate. Agroseguro, entidad clave en el sistema de seguros agrarios en España, tiene ya los datos. De un lado, a cierre del mes pasado había pagado 4,8 millones en indemnizaciones tanto por pedrisco como por la abundancia de lluvia que generó inundaciones en numerosas parcelas de las Vegas del Guadiana. De otra parte, según esa misma entidad, 7.536 hectáreas de tomate se han visto afectadas en alguna manera por la virulencia del tiempo entre los meses de abril y mayo.

Por Agroseguro se conoce al sistema español de seguros agrarios, que nació en 1978 y que está formado por 22 compañías que funcionan como un «pool de coaseguro» (reparten los riesgos de las pólizas). Cuenta con subvenciones estatales al productor para el pago de la prima.

Según la delegación territorial de Agroseguro, en Extremadura le han reclamado daños en 2.890 parcelas de tomate que suman 7.536 hectáreas. De ellas, 1.074 parcelas y 2.573,75 hectáreas fueron golpeadas por el pedrisco y el resto prácticamente todo por lluvia. Exceso de lluvia para ser exacto.

Del mismo modo, desde Agroseguro (Agrupación Española de Entidades Aseguradoras de los Seguros Agrarios Combinados S.A) se informa a HOY que ya se han pagado las indemnizaciones correspondientes a las parcelas en las que se había autorizado el levantamiento del cultivo por lo mal que habían quedado. Son unas 1.400 hectáreas.

Esta superficie dañada ha conllevado el desembolso total de 4.808.672,19 euros por parte de la entidad aseguradora.

«Del resto de parcelas que han quedado en seguimiento haremos la tasación definitiva a medida que se vayan a recolectar. Comenzaremos a verlas en unos días», ha indicado el delegado territorial de Agroseguro en Extremadura, Jesús Cano Tiemblo.

A principios de junio, Agroseguro hizo un primer cálculo general solo referente a lo que supusieron las tormentas. Calculó que debería pagar más de 30 millones en indemnizaciones a agricultores como consecuencia del pedrisco de mayo.

Días más tarde la Junta afinó más. Las tormentas causaron daños en los cultivos valorados en 32.039.477 euros y la pérdida de 675.769 peonadas, según el informe elaborado por la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio. Este valoración fue realizada por los técnicos de la Dirección General de Agricultura y Ganadería de la Junta.

 

Fotos

Vídeos