Afruex recomienda a sus socios que paguen a los jornaleros la subida del salario mínimo

Jornaleros de la fruta en esta campaña. :: /BRÍGIDO
Jornaleros de la fruta en esta campaña. :: / BRÍGIDO

Los sindicatos habían advertido su intención de convocar otra huelga en el sector hortofrutícola a partir de la próxima semana

REDACCIÓN

Tregua en el conflicto abierto desde hace unas semanas, en plena campaña de recogida de la fruta, por la no aplicación de manera general de la subida del salario mínimo interprofesional (SMI). Con la amenaza de un paro general a partir de la próxima semana por parte de los sindicatos y con el creciente malestar entre jornaleros y trabajadores de las centrales frutícolas, la Asociación de Fruticultores (Afruex) ha trasladado a sus asociados la recomendación de que apliquen ya la subida establecida legalmente en los jornales. En la actualidad, no todas las empresas del sector hortofrutícola están aplicando ese incremento salarial.

Afruex agrupa a la práctica totalidad de productores y exportadores de frutas de la región. Como adelantó HOY el 31 de mayo, la asociación ha llevado a la justicia la configuración de la mesa que busca elaborar un nuevo convenio del campo y ha impugnado igualmente el vigente convenio.

Fue en esa mesa negociadora cuando se definió a mitad de mayo cómo se aplica el incremento del SMI a través de un laudo aceptado por las dos partes, organizaciones agrarias en representación de la patronal y sindicatos.

Que Afruex impugne la configuración de la mesa del campo supone también «la de todas las acciones llevadas a cabo por ella», entre ellas el laudo aceptado para definir el nuevo salario mínimo.

Tras la conflictividad desatada la pasada semana, con paros en fincas de Badajoz y Mérida, y conatos de movilización en otras (este miércoles por la mañana había anunciado otro en una explotación de Alange), Afruex y CCOO y UGT han acordado rebajar la tensión. Lo hicieron a través de un comunicado de prensa conjunto.

46,34 euros diario

Los sindicatos anulan la huelga prevista mientras que Afruex recomienda públicamente a sus socios abonar el incremento del salario mínimo «hasta que se diluciden las acciones judiciales que ha emprendido respecto a la negociación del nuevo convenio colectivo del campo».

En espera de lo que dicte la justicia, la Asociación de Fruticultores traslada a sus empresas que abonen los importes salariales fijados en el laudo del 17 de mayo pasado por el Servicio de Mediación y Arbitraje de Extremadura y reivindicados por CC OO y UGT. A ese arbitraje se acogieron Apag Asaja, Asaja Cáceres y UPA-UCE (patronal agraria) tras el bloqueo con los sindicatos en la negociación del convenio del campo. Un bloqueo que hizo que se convocara una huelga general en el campo extremeño para la tercera semana de mayo. El paro se desconvocó finalmente.

El lado establece que el jornal diario, por 6,5 horas de trabajo, queda establecido en 46,34 euros brutos. Esa cantidad es la que deben cobrar los jornaleros no solo para esta campaña de la fruta sino cualquier trabajador desde el 1 de enero, cuando entró en vigor del decreto gubernamental. Por este motivo, las centrales hortofrutícolas se han comprometido a abonar la diferencia de lo no pagado hasta ahora desde principios de año.

En el comunicado conjunto emitido, las organizaciones sindicales y la empresarial se reconocen igualmente «la mayor representatividad en el sector frutícola extremeño».