Aceituna de Infantería

EEUU ha decidido aumentar hasta el 34,75% los aranceles a las aceitunas negras de mesa españolas. La CE califica los nuevos aranceles de inaceptables. Se ha abierto una guerra comercial y la aceituna de mesa ha coincidido en el peor momento, tras las restricciones impuestas por la Unión Europea a la importación de productos estadounidenses. La aceituna no es más que un digno soldado de infantería en esta guerra

ANÁLISIS AGRARIO JUAN QUINTANA

Con el aumento de la esperanza de vida, que será todavía más intenso en las próximas décadas, la preocupación por una nutrición equilibrada es cada vez mayor. Ha pasado a segundo plano el concepto de dieta con el fin único de adelgazar, aunque todavía sea parte de nuestra cultura, y se abre camino cada vez con más fuerza la idea de una dieta equilibrada, para mejorar la calidad de vida y alargar su esperanza. El cuerpo debe mantenerse en buen estado durante más tiempo, y para ello, la calidad del combustible es clave.

Sin embargo, algunos datos de consumo generan preocupación. Por un lado, los españoles solo consumimos 12,4 gramos de media de legumbres al día, la mitad de lo recomendado por las autoridades sanitarias, que propone un dosis para adultos de entre 25 y 45 gramos diarios de media. El garbanzo es en la actualidad el fruto de leguminosa de mayor consumo, seguido de alubias y lentejas. Estos datos fueron recordados por nuestras autoridades sanitarias el pasado Día Nacional de la Nutrición. La propia Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética destacó en este año la saludable opción y necesidad del consumo de legumbres. Pero lo más preocupante no es el bajo consumo actual, sino la tendencia, marcada por una caída en el consumo del 60% con respecto a décadas pasadas.

La industria alimentaria está haciendo un importante esfuerzo para incorporarlas en los lineales facilitando alimentos elaborados de cómodo consumo, sin embargo todavía queda un largo recorrido. Este déficit de legumbres se une a otra limitación nutricional como es la recomendación de ingesta de cinco dosis diarias de frutas y hortalizas, si bien es cierto que este reto parece incluso más difícil de alcanzar.

Nuestra calidad y equilibrio alimentario se ve minorado, no solo por las carencias arriba mencionadas, sino también por el abuso de algunos alimentos, como es el caso de la hamburguesa. Hay que dejar claro que una hamburguesa bien elaborada no es perjudicial, pero sí lo es el abuso, el consumo en exceso de hamburguesas procesadas y, sobre todo, los exagerados acompañamientos que suelen ir con ella.

De la misma manera que se celebró el Día Nacional de las Legumbres, el pasado 28 de mayo fue también el Día Mundial de la Hamburguesa. La venta de hamburguesas en restauración creció un 14% en España en el último año, entre el 1 de abril de 2017 y el 31 de marzo de 2018. En total fueron 550 millones de unidades vendidas, lo que arroja una media de 12 hamburguesas por persona. En todo caso, tomarse una hamburguesa al mes en un bar o en una cadena de comida rápida tampoco parece una noticia alarmante. Sí lo es la tendencia creciente y, sobre todo, que el consumo se concentre en determinadas personas.

Por otro lado, el Gobierno de Estados Unidos ha decidido aumentar hasta el 34,75% los aranceles a las aceitunas negras de mesa españolas. Las instituciones regionales, nacionales y europeas han mostrado su rechazo unánime al considerar dicha medida una acción unilateral sin justificación. El nuevo ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas ha transmitido a la Comisión Europea la necesidad de frenar la imposición de este arancel antes de que sea definitivo, algo que no ocurrirá hasta del próximo 24 de julio, cuando el Centro de Comercio Internacional haga público su dictamen. La Comisión Europea ha calificado los nuevos aranceles de inaceptables pero no tomará represalias hasta conocer la posición del ITC. Hay que recordar que el Gobierno de Trump considera que hay competencia desleal en la exportación de aceituna negra de mesa española. Pero más que esto, la realidad es que se ha abierto una guerra comercial y que la crisis de la aceituna ha coincidido en el peor momento, tras las restricciones impuestas por la Unión Europea a la importación de productos estadounidenses. Ahora no se trata de un caso particular, la aceituna se ha visto envuelta en una guerra, donde no es más que un digno soldado de infantería.

 

Fotos

Vídeos