Los agricultores solicitan que se habilite una ayuda para el sector del olivar tradicional

Trabajadores en la campaña del olivar en la región. :: HOY/
Trabajadores en la campaña del olivar en la región. :: HOY

UPA-UCE Extremadura pide al Ministerio de Agricultura que cumpla el compromiso de revisar las subvenciones

EFE

Mérida. UPA-UCE pide que se habilite una ayuda para el sector del olivar tradicional

De esta manera, la organización profesional agraria UPA-UCE Extremadura pidió ayer al Ministerio de Agricultura que cumpla el compromiso de revisar las ayudas a la producción en el olivar tradicional, un cultivo estratégico para la región por sus beneficios económicos, sociales y medioambientales. El tradicional ocupa más de 230.000 hectáreas en Extremadura -más del 80 por ciento de la superficie total del olivar- y genera miles de puestos de trabajo tanto en la producción como en la transformación, según indicó en un comunicado.

Además, a su juicio, ayuda a mantener vivos los pueblos en los que se ubica y contribuye a la gestión sostenible del territorio, que retorna en beneficios medioambientales y turísticos para las poblaciones en las que se desarrolla.

UPA-UCE recordó el compromiso de la Conferencia Sectorial celebrada en enero de 2014, en la que se acordaron las decisiones nacionales de la Política Agrícola Común (PAC) y se emplazó a revisar en 2016 los apoyos a las explotaciones de olivar de bajo rendimiento y en pendiente.

Para la organización agraria, el documento que en su día presentó el Ministerio para justificar los pagos asociados fue arbitrario, ya que no analizaba la situación del olivar de bajo rendimiento y de montaña en cuanto a su rentabilidad, competitividad y riesgo de abandono.

En este sentido, consideró que es preciso analizar detenidamente las diferentes realidades del sector, estudiar ayudas moduladas y centrar los esfuerzos en aquellas superficies que tienen rendimientos más bajos.

Según el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Huertas, España solo ha destinado el 12,78 por ciento del presupuesto a las ayudas del sector del 15 por ciento que permite Bruselas, por lo que «aún hay margen para garantizar el futuro de nuestros olivareros».

Por otra parte, Huertas criticó la decisión de retirar los apoyos a esta producción, porque ha perjudicado «enormemente» a muchos productores que compiten en un mercado global con productores italianos, cuyo Gobierno sí ha autorizado estas ayudas.

 

Fotos

Vídeos