La producción crece en la región por tercera campaña consecutiva

Trabajadores de Conesa llenan los bidones con el producto/
Trabajadores de Conesa llenan los bidones con el producto

En el año 2013 solo se transformaron 1,1 millones de toneladas de tomate, el dato más bajo desde comienzos de siglo en territorio extremeño

CELESTINO J. VINAGRE

La de este año será la tercera campaña consecutiva en la que la producción de tomate vuelva a incrementarse en Extremadura y, por consiguiente en España. Mientras en el resto del mundo (Italia, Estados y China, principales competidores en el sector) se hará menos tomate, en las Vegas del Guadiana (donde se concentran las hectáreas tomateras) ya se está plantando y se está plantando más.

De esta manera es muy posible, en función de una meteorología benévola, que se superen los 2,1 millones de toneladas transformadas el año pasado en la región de los 3 que hubo en España.

Los datos suministrados por Ctaex (Centro Tecnológico Agroalimentario de Extremadura) indican que en la campaña 2014 se alcanzaron los 2,7 millones de toneladas en el conjunto nacional, de ellas 1,9 en territorio extremeño.

Las cifras son considerablemente superiores a las contabilizadas en el año 2013. Entonces, en toda España se alcanzaron las 1,6 millones mientras que en Extremadura la cosecha se estimó en apenas 1,1 millones. Es decir, en tres años se espera un incremento espectacular de tomate. La ausencia de atractivo ahora para sembrar maíz explica en buena parte ese incremento tomatero.

La estadística de Ctaex aporta también la referencia de que esos 1,1 millones de toneladas de 2013 suponen el dato más bajo de producción de tomate en Extremadura desde 2002. Un año antes, en 2001, solo se cosecharon 1,075 millones de toneladas en nuestra comunidad autónoma. En el conjunto español, la producción se fijó en 1,4 millones, la más baja desde comienzos de siglo.

El récord de campaña de tomate en España se situó en 2005, con 2,8 millones hasta que fue sobrepasado por el dato del verano pasado. En 2009 y 2014 se alcanzaron los 2,7 millones de toneladas (con 2 millones y 1,9 millones respectivamente, en cuanto a producción en Extremadura.