«La cabra es el animal que más desbroza o limpia el campo de retamas»

Juan José Delgado, en Torrecillas de la Tiesa . :: JSP/
Juan José Delgado, en Torrecillas de la Tiesa . :: JSP

ayuda a sus padres a dirigir una explotación de unas 400 cabras en extensivo, tanto para el negocio de leche como de carne

JAVIER SÁNCHEZ PABLOS TRUJILLO.

El joven de Torrecillas de la Tiesa Juan José Delgado, de 25 años, es el mejor apoyo para sus padres para dirigir una explotación ganadera de unas 400 cabras en extensivo, entre las razas veratas y serranas. La titular es su madre. Este negocio familiar comenzó en el año 2007. Antes, su padre había tenido otros animales. Por tanto, Delgado lleva desde siempre, de una forma o de otra, relacionado con el mundo del campo y estoy contento por ello.

¿Por qué eligió una explotación de cabras?

De chico, siempre me gustó el sector caprino. En un principio, mi padre tuvo ovejas. Sin embargo, las vendió porque el negocio no iba bien. Al final, mi familia decidió echar cabras por darme a mí el gusto. Mi madre es la dueña, aunque mi padre también está ahí y yo ayudo en todo lo que puedo.

¿Por qué le gusta el campo?

Me he criado en él, con animales. Nací con ello. Además, no me gustaba estudiar. Lo único que siempre me ha gustado es estar en el campo, con el ganado y en medio de la naturaleza. Cuando era pequeño, a mí no se me veía en las calles con otros niños. Siempre estaba en el campo. Por tanto, decidí dedicarme a la ganadería y trabajar en este sector.

Lo cierto es que es un mundo duro.

No le engaño. Es cierto. Hay que trabajar todos los días, de lunes a domingo. No hay vacaciones ni días de descanso. No puedes faltar porque a las cabras hay que ordeñarlas todos los días. Son unos animales que dan mucho trabajo. Siempre hay que estar pendientes de ellas y buscarlas en cualquier sitio, incluso en lo más alto. Es un animal inquieto. Quizá, en lo que hay que emplear más tiempo es ese ordeño. Nosotros lo hacemos mañana y tarde. Además, los animales tienen unos horarios, como las personas. No puede ser a cualquier hora, porque consideramos que es importante seguir una misma rutina. Eso si, no siempre se puede cumplir, porque en el campo surgen imprevistos. Cada día hay algo nuevo y eso es lo que más me gusta. Es cierto que hay que hacer un sacrificio, pero compensa.

¿También produce cabritos para carne?

Si, es otra parte de nuestro negocio. Criamos los animales hasta los 35 o 40 días, que cogen los kilos adecuados. Luego van a matadero. En nuestro caso, pertenecemos a una cooperativa de Losar de la Vera y son ellos los que nos llevan toda la carne. Creo que es la mejor fórmula para dar salida a los productos. Si no estás metido en este sector, es más complicado venderlos, debido a que hay mucho ganado.

Siempre se ha dicho que la cabra es muy beneficiosa para el campo.

La cabra es el animal que más desbroza o limpia el campo de retamas o pastos. Sin embargo, es el sector más maltratado por parte de la Administración, en cuanto a las subvenciones, ya que es el que menos recibe. Con las cooperativas, se intenta mirar mucho este tema. Estamos intentado sacar más ayudas, ya que hacen un gran trabajo.

Por ahora, el tiempo acompaña.

La primavera pasada fue bastante buena y esta es mucho mejor. Las lluvias han venido en el tiempo adecuado y eso hace que haya hierba y comida. Por tanto, tenemos que echar menos pienso. Eso quiere decir que hay más beneficios. Sin embargo, el dinero que se ahorra ahora se invertirá en próximos meses cuando no haya comida y se tenga que echar ese pienso. Por ejemplo, en verano, que está todo seco, Hay que invertir para que las cabras no se vengan abajo. No le puedes dejar sin echar de comer porque darían menos leche y perderías dinero.

¿Cómo lleva la burocracia y el papeleo?

Yo me defiendo llevando los papeles y las gestiones que haya que hacer, pero me dedico más al trabajo diario del campo. La encargada de esos papeles y del contacto con la Administración es mi madre. Es la que hace los trámites necesarios