Hoy

Pozuelo de Alarcón , 11 abr .- El presidente de Societat Civil Catalana (SCC), Josep Ramón Bosch, ha abogado por un gobierno de concentración en Cataluña y ha admitido que "al principio" creyó la frase que "le repitieron" en multitud de ocasiones de "España nos roba".

Bosch ha analizado el contexto social y político en Cataluña ante las elecciones generales del 28 de abril en un encuentro con alumnos que ha mantenido en la Universidad Francisco de Vitoria.

El presidente de esta entidad desde 2014 ha recalcado que fue militante del Partido Popular desde muy joven en su natal Manresa, y por eso ha querido destacar la importancia de que los jóvenes formen parte de las nuevas generaciones políticas.

Ha explicado el panorama social en el que creció y ha enfatizado que en Cataluña actualmente se vive un momento de conflicto que va más allá de la política, ya que afecta a familias y amigos.

Bosch ha admitido que al principio se había creído una frase que le repitieron muchas veces: ?España nos roba?, pero en seguida se dio cuenta de que la "diferencia entre el nacionalismo y el patriotismo es que el nacionalismo implica odio al otro y el patriotismo es el amor a la propia tierra".

Tras recordar los acontecimientos del 1 de octubre de 2017, ha destacado tres aspectos que liquidaron el separatismo después de ello: el discurso del rey el 3 de octubre, la manifestación masiva en Barcelona y la marcha de 5.500 empresas y dos bancos que no volverán a Cataluña.

Bosch ha hablado sobre los orígenes de SCC, recordando que en 2014 se reunieron personas de distintas ideologías: un representante de Convergencia, uno de Esquerra Republicana y él mismo se unieron para discutir por qué el nacionalismo y el separatismo llevaban a los catalanes a enfrentarse.

Y ha insistido en que ?SCC está por el diálogo, la paz y el cumplimiento de la ley?.