Hoy

Madrid, 22 nov (EFECOM).- El número de clientes interesados en la compra de inmuebles de lujo en Barcelona se redujo el 50 % desde la celebración del referéndum ilegal hasta el 15 de noviembre respecto a septiembre, aunque la situación ya se ha estabilizado, según el socio fundador de la inmobiliaria Barnes Spain, Emmanuel Virgoulay.

La compañía basa su cálculo en el número de contactos recibidos por parte de potenciales clientes.

En un encuentro con prensa, Virgoulay ha destacado que el precio medio de la vivienda de lujo en Cataluña podría bajar hasta un 20 % en los próximos meses como consecuencia de la inestabilidad política.

Según la compañía, en Madrid, el 45 % de las casas de lujo se compran como inversión, con lo que se sitúa como la ciudad española más atractiva para los inversores, tanto nacionales como internacionales.

La demanda en la capital se concentra en propiedades con un precio que oscila entre los 800.000 y 1,5 millones de euros, y el perfil del comprador es principalmente nacional y latinoamericano, según datos de la compañía, especializada en el segmento de alta gama.