«Tenemos un láser único en la región que minimiza el riesgo en las intervenciones»

La clínica veterinaria Dovet lleva 20 años en Badajoz y apuesta por la última tecnología para ser un centro de referencia en Extremadura

ÁLVARO RUBIOBadajoz
Operando en el quirófano con una tecnología específica para realizar cirugía sin sangrado. Casimiro Moreno/
Operando en el quirófano con una tecnología específica para realizar cirugía sin sangrado. Casimiro Moreno

Reduce el tiempo de quirófano, minimiza la sangre, permite una mejor y rápida recuperación y disminuye considerablemente el dolor en el paciente. Esto es lo que consigue la denominada cirugía sin sangrado, una técnica que hasta ahora se realizaba fuera de las fronteras extremeñas. Sin embargo, eso ya es cosa del pasado. Esa tecnología también se puede encontrar en Extremadura. Concretamente, en la clínica veterinaria Dovet , ubicada en la calle Jacinta García Hernández de Badajoz.

«Invertimos en tecnología porque creemos que los animales sufren menos. Sabemos que cuando un animal es intervenido sufre él y el dueño. Somos conscientes de que para muchos de nuestros clientes la mascota es uno más de la familia. Nuestra misión es minimizar los riesgos de la operación al máximo. De hecho, somos los únicos de Extremadura que tenemos un láser que minimiza el riesgo en las intervenciones», aseguran José Luis Piñero y Juan Manuel García, licenciados en Veteriana por la Universidad de Extremadura y propietarios de la clínica Dovet desde hace 20 años. En ese tiempo se han convertido en un centro de referencia en la región.

Precisamente, con ese objetivo continúan trabajando. Por ese motivo están apostando por técnicas innovadoras en esta comunidad autónoma. Entre ellas destacan la electrocirugía y una unidad de láser.

«Por un lado, con la electrocirugía realizamos intervenciones con mayor velocidad. Podemos sellar vasos de calibres importantes, y cortar y coagular al mismo tiempo, entre otras técnicas», detalla Piñero, quien también hace referencia a la unidad de láser CO2 30w, «un aparato capaz de reducir la inflamación, el dolor y el sangrado».

Según indica Juan Manuel García, los usos de ese aparato son múltiples. Entre ellos, apuntan a cirugías con perros que padecen el síndrome braquicefálico, también conocido como síndrome de la obstrucción de las vías respiratorias. Éste se da sobre todo en razas caninas como Bulldog inglés, Bulldog francés y Carlino, entre otras. «Esta práctica no requiere sutura, la inflamación es mínima, mejora el pronóstico y la recuperación es excelente», detalla García. «Este láser permite tomar biopsias provocando menor necrosis de los bordes y mejora el resultado considerablemente en la cirugía de tumores cutáneos en general», añade.

Anestesia con sevofluorano

Uno de los aspectos que más miedo provoca cuando un animal se enfrenta a una operación es la anestesia. Para reducir esa incertidumbre, en la clínica Dovet apuestan por el sevofluorano, un gas usado en humanos tanto en pacientes adultos como pediátricos. «En la actualidad es el más usado en niños. Proporciona una inducción suave y rápida. En veterinaria es lo más seguro. Somos la única clínica que dispone de este tipo de anestesia en la provincia de Badajoz», afirma Juan Manuel García.

A esta ventaja se suma otra, la ventilación mecánica. «Es esencial cuando se requieren altas dosis de narcóticos, en la anestesia inhalada profunda y durante los bloqueos neuromusculares. También puede ser necesaria cuando la función respiratoria se ve comprometida por la posición del paciente durante el procedimiento quirúrgico y en animales con función cardiaca y pulmonar disminuidas», detallan desde Dovet, una clínica que también dispone de un monitor multiparamétrico que permite observar mediante aparatos especiales el curso de uno o varios parámetros fisiológicos o de otra naturaleza para detectar posibles anomalías y evaluar funciones del cuerpo detalladamente.

Junto a la última tecnología, la experiencia de Dovet le sitúa a la vanguardia de la medicina veterinaria. Prueba de ello es su capacidad para hacer frente a diferentes tipos de intervención de traumatología. Además, son especialistas en cirugía de rodilla.

Para poner en marcha este tipo de tecnología disponen de dos quirófanos, cuatro salas de consulta y dos zonas de hospitalización con una capacidad para 15 animales. Además, tienen un laboratorio de análisis clínicos, dos ecógrafos, autoclave para esterilización de material quirúrgico, equipos de endoscopia y laparoscopia, microscopio de oftalmología y radiología digital.

Fotos

Vídeos