Huecco abre la veda a la diversión

Los hosteleros confían en que hoy jueves, primer día de cañas, los placentinos llenen el centro

ÁLVARO RUBIO
Huecco abre la veda a la diversión

«Dicen que no hay tierra ni buena ni mala, no hay más que la de uno y ésta es la mía». Con estas palabras inició anoche el cantante Huecco su pregón en la Plaza Mayor, en el balcón del Ayuntamiento, junto al Abuelo Mayorga. Con estas palabras demostró su amor a Plasencia y a Extremadura. Iván Sevillano es, de hecho, embajador de esta tierra, a la que regresa cada vez que tiene ocasión.

En la wikipedia se señala que el cantante nació en Plasencia. «No es verdad, he nacido en Madrid, pero como no me molesta, sino todo lo contrario, para mí es un orgullo, no me he molestado en cambiarlo». Huecco conoce de sobra el lugar en el que dio su pregón, una Plaza Mayor por la que ha paseado en multitud de ocasiones y que ayer recordó al igual que a sus amigos de su juventud, con los que se inició en la música y que ayer escucharon a Iván Sevillano emocionados.

«Plasencia siempre ha estado conmigo», garantizó Huecco. Y la ciudad y los placentinos se lo agradecieron con calurosos aplausos, porque sintieron el cariño del cantante. «Ha pasado el tiempo, pero Plasencia no es una ciudad cualquiera, conquista y enamora y deja huella», destacó con la humildad y la cercanía que le caracterizan.

Por eso también aceptó de forma inmediata la propuesta que el concejal de Festejos, Luis Díaz, le hizo en la entrega de los Premios Extremeños de HOY, en la que edil y cantante coincidieron a finales del pasado año en Plasencia. Huecco agradeció ayer la propuesta para ser el pregonero y para dar el concierto de Feria. «En el superescenario que hemos querido montar para demostrar el respeto a esta tierra; porque hace 20 años yo venía a la Feria a escuchar a grandes grupos y hoy actúo yo. Esto para mí es un sueño cumplido». El concierto lo inició ya en el pregón -que arrancó con su guitarra y con la canción 'Dame vida'- con el que abrió anoche la veda a la diversión. Tras su pregón llegó el encendido del alumbrado y los fuegos artificiales desde el recinto ferial del Berrocal, con las casetas abiertas y los cacharritos en movimiento.

Hoy será la primera jornada festiva, el primer día de cañas y los hosteleros confían en que los placentinos llenen el centro al ritmo de las charangas que amenizarán el ambiente. La fiesta comenzará antes, a las diez de la mañana con la diana floreada con tamborileros y cabezudos. La diversión infantil llegará a las seis de la tarde y se prolongará hasta las nueve con los castillos hinchables y la fiesta de la espuma en la Coronación. A las once de la noche tendrá lugar la primera gran verbena en el pabellón municipal, a cargo de la orquesta Venus.

Fotos

Vídeos