Los internautas arremeten contra la plataforma metálica de la cascada del Caozo

Junto con los ecologistas, consideran la estructura metálica un atentado contra el paisaje y un peligro para las personas que visitan este rincón de Piornal

ÁNGELA MURILLO
FOTOS. Senderistas fotografiándose junto al salto de agua./
FOTOS. Senderistas fotografiándose junto al salto de agua.

Las redes sociales se revuelven contra la plataforma metálica instalada a finales de 2012 en la cascada del Caozo, un gran salto de agua en la Garganta Bohonal, paraje de gran belleza natural y uno de los sitios preferidos para quienes visitan el Valle del Jerte.

En Facebook existe un grupo que pide la retirada de esta estructura colocada en un hermoso rincón del término municipal de Piornal. En esta página ya han pulsado Me gusta 663 personas, mientras que en Change.org son más de 800 los internautas que han firmado una petición dirigida directamente a la Junta de Extremadura para que intervenga y retire la plataforma.

Para centenares de ciudadanos que han visitado la zona, la pasarela dificulta el disfrute de la cascada y resulta peligrosa. La estructura también trae por la calle de la amargura a colectivos como Ecologistas en Acción y Natura 2000, que la tachan de auténtico atentado ecológico. Por eso, quieren que las autoridades valoren seriamente la conveniencia de su retirada inmediata.

Natura 2000 se une a las críticas de los internautas y pide su retirada al considerar que no solo se "trata de un atentado flagrante contra el paisaje y la belleza del lugar", sino que además se mueve peligrosamente cuando hay varias personas subidas sobre la misma. Por este motivo, la asociación ha iniciado una campaña para recoger firmas con el fin de solicitar a la Junta de Extremadura la declaración del salto de El Caozo como Monumento Natural.

Los internautas añaden que se ven claramente hierros desprendidos lo que aumenta su peligrosidad. Si pensamos en los niños, ahora tienen más sitios por donde caerse vuelto a colocar cinta aislante para tapar las arandelas que sujetan las sogas que hacen de pasamanos.

No es la única estructura de este tipo instalada en la comarca del norte de Cáceres por un proyecto que puso en marcha la Sociedad para la Promoción y el Desarrollo del Valle del Jerte, Soprodevaje, que optó por el hierro en forma de juncos para los puentes.