La Junta destinará 50 millones para incentivos agroalimentarios hasta 2015

También destinará 4 millones para ampliar el Intaex con la idea de mejorar en la investigación

CELESTINO J. VINAGRE
La Junta destinará 50 millones para incentivos agroalimentarios hasta 2015

50 millones repartidos a lo largo de tres años. El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura acaba de dar vía libre a una partida de esa cuantía con destino a la línea de incentivos agroalimentarios, una partida clásica en todos los ejercicios y muy demandada por las industrias del sector para modernizar instalaciones y ampliar horizontes comerciales. Del mismo modo, el jefe del Ejecutivo autonómico, José Antonio Monago, ha avanzado que la Junta destinará casi 7 millones de euros para servicios de asesoramiento a explotaciones agroindustriales con el objetivo declarado de mejorar su comercialización, sobre todo, exterior, uno de los pocos aspectos positivos en el actual panorama económico no solo para Extremadura sino para España. Monago también ha indicado que el Gobierno regional va a ampliar el Instituto Tecnológico Agroalimentario de Extremadura (Intaex), cuyo edificio actual, en Badajoz, se ha quedado tan pequeño como obsoleto para la realización de proyectos de investigación y desarrollo tecnológico, asistencias técnicas y proyectos de transferencia tecnológica. El Intaex tendrá nuevos laboratorios y para las obras el Ejecutivo invertirá 4 millones de euros.

El Intaex, reza en su enunciado de presentación, pretende mejorar la competitividad del sector agroalimentario, a través del fomento de la innovación y el desarrollo tecnológico en las pymes, mejorando e incrementando la calidad de sus productos. Un objetivo que perfectamente puede resumir lo que busca la Junta con los 50 millones para incentivos agroalimentarios, seguramente nunca más necesarios que en estos momentos de depresión económica y ausencia del grifo financiero. "Ahora es el momento de políticas de crecimiento, de impulso, y el sector agroindustrial es un referente de Extremadura", ha resumido Monago. En esa línea, el presidente extremeño ha explicado la reserva presupuestaria de 7 millones para asesoramiento, 4 para ampliar el Intaex y, por último, otros 1,2 millones de euros focalizados hacia la captación de investigadores de referencia que sacan el mejor provecho al tejido agrario extremeños. Investigadores, ha recalcado el jefe del Gobierno regional, que se queden en la comunidad autónoma y añadan valor al trabajo de cooperativas, pymes y empresas agroalimentarias, mejorando su cartera de productos y su calidad. Con esos 1,2 millones, José Antonio Monago ha afirmado que, como mínimo, hay dinero para contratar a 20 investigadores de primer orden.

Monago, en otro orden de cosas, también ha anunciado que el Consejo Económico y Social de Extremadura será presidido por María Mercedes Vaquera, la primera mujer que ocupe este órgano colegiado de carácter consultivo, adscrito a la Consejería de Economía, que anteriormente presidía Santiago Hernández.

En clave nacional, por último, el presidente de la Junta y del PP extremeño se ha manifestado en contra de la posibilidad esbozada por el Gobierno central y de otras regiones gobernadas por el PP, además de Cataluña, de contemplar para este 2013 un déficit público asimétrico, esto es, que no sea el tope del 0,7% para todas las regiones. Monago ha vuelto a evidenciar su rechazo a esta asimetría porque "para qué cumplir si no tiene efectos si uno cumple, como ha sido el caso de Extremadura, además, con la mejor nota del país el año pasado". En todo caso, Monago ha dicho que "si hay que modificar el objetivo del déficit, que sea igual para todos".