Un detenido y un hombre en busca y captura por el triple crimen de Don Benito

La Delegación del Gobierno en Extremadura confirma que el suceso se ha producido pasadas las diez de la noche

FRAN HORRILLOHOY.es
Declaraciones de Alejandro Ramírez del Molino sobre el tiroteo en Don Benito/
Declaraciones de Alejandro Ramírez del Molino sobre el tiroteo en Don Benito

La localidad pacense deDon Benito se ha levantado esta mañana contrariada con la noticia del tiroteo mortal que se produjo la pasada noche en el club de alterne Tabarín. El altercado se saldó con un balance de tres muertos por herida de bala. Un hecho, por otro lado, que no es el primero de este tipo que sucede en la ciudad dombenitense. Hasta el momento, ha sido detenida un hombre, que podría acompañar al autor de los disparos en el momento del suceso. El presunto homicida, que podría ser un delincuente habitual, está identificado pero aún no ha sido detenido.

A última hora del sábado, las informaciones sobre las víctimas morales eran contradictorias, pues se llegó a apuntar que entre los fallecidos se encontraban el dueño del local de fiestas y el encargado. Una información que se ha apresurado a desmentir a media mañana la Delegación del Gobierno en Extremadura. El delegado Alejandro Ramírez del Molino ha ofrecido más detalles de este suceso cuya investigación está abierta y la Policía continúa tomando declaración a los testigos.

De hecho, al parecer el dueño del local estuvo durante toda la noche del sábado al domingo, una vez consumado los crímenes, acompañando y colaborando con la Policía en la investigación. Por lo que en principio se descarta la implicación del propietario y encargado del club.

La Delegación sí confirma que los fallecidos son el camarero del local, que en esos momentos hacía las veces de encargado ante la ausencia del jefe, y dos residentes en el centro de drogodependientes anexo a la sala de fiestas que se ubica en la antigua carretera que une Don Benito con Miajadas. Mientras que el cadáver del camarero fue encontrado en uno de los pasillos del club, los cuerpos sin vida de los otros dos hombres se hallaron fuera del establecimiento.

Muchos dombenitenses se enteraron de la existencia en esa ubicación de una instalación de estas características relacionada con el tratamiento de las drogodependencias. Y es que en Don Benito, es la Asociación de Atención al Toxicómano de Don Benito (ADAT) la que realiza una labor destacada en este campo y por eso también algunos se precipitaron a relacionar a los fallecidos con este colectivo. Una circunstancia, que también negó tajantemente la Delegación del Gobierno.

Como reza en el letrero de entrada de las instalaciones, que se sitúa pared con pared junto al club del alterne, se trata de un Centro de atención al Drogodependiente, que se presenta bajo el lema Tu paz es posible. Párate y reflexiona, al tiempo que también aparece la dirección de una web (www.reeducacionemocional.com). Este diario contactó con los dos teléfonos que aparecen en esta web, sin embargo en ninguno confirmaron la relación de dos de los fallecidos con este centro, llegando a aludir una de las interlocutoras que ella era la señora de la limpieza del centro.

De hecho, este centro no se encontraba dentro de la Federación Extremeña de Atención al Drogodependiente, pues aunque pidió su ingreso, le fue denegada.

Lo cierto es que este centro estaba cerrado ayer a cal y canto, mientras que el club de alterne Tabarín era vigilado desde primeras horas de la mañana por una patrulla de la Policía Nacional para evitar que nadie entrara. No obstante, si entraron algunos coches hasta el interior del recinto, se supone para seguir con las labores de investigación.

Del único detenido hasta el momento, y que al parecer podría ir acompañando al autor de los disparos, se sabe que es un delincuente habitual, natural de Cáceres pero residente en Don Benito, que ha estado varios años en la cárcel por cuestiones relacionadas con drogas.

Éste prestará mañana declaración a partir de las nueve de la mañana, en presencia de su abogado, en la comisaría Don Benito-Villanueva, en donde se encuentra arrestado en estos momentos.

Por otro lado, testigos presenciales han podido confirmar a este diario que, a primeras horas de esta mañana, agentes policiales habían procedido a la detención de un individuo justo en la rotonda del parque municipal de Don Benito, después de que éste fuera interceptado en ese punto tras huir de la Policía algunos metros con su coche. De hecho, durante un par de horas, ha permanecido su coche aparcado en ese lugar, mientras que los agentes se llevaron a su dueño. No obstante, la Delegación del Gobierno confirmó que esta detención no tenía nada que ver con este caso.

Lo cierto es que este suceso tenía revolucionado a Don Benito desde primeras horas de la mañana, y el mismo era la comidilla en cualquier bar o en cualquier conversación.

El alcalde de Don Benito, Mariano Gallego, ha apuntado a este diario que lógicamente estos sucesos le han generado una "grave preocupación", al tiempo que lamenta que la ciudad dombenitense tenga que ser noticia por este tipo de hechos.

Gallego recuerda que, tal y como se corroboró hace unos días en una reciente Junta Local de Seguridad, "Don Benito es una ciudad relativamente tranquila con un índice de criminalidad bajo respecto a la media nacional", por lo tanto este tipo de hechos "me descuadran y me preocupan seriamente".

Sobre las víctimas del asesinato, el alcalde dice desconocer su identidad, que era una incógnita también para la Delegación del Gobierno, que tampoco supo confirmar cuántas personas permanecían en el club de alterne en el momento de los asesinatos.

Cabe recordar que este no es el primer suceso luctuoso de este tipo que tiene lugar en Don Benito, con un club de alterne de por medio. Ya en los primeros días de enero de 1999, también se registraron dos fallecidos en el club de alterne Papillón, ubicado en la carretera de Don Benito a Medellín.

No obstante, las circunstancias de estos crímenes fueron muy diferentes a los del pasado sábado. En este caso, fueron el gerente, de origen argentino, y uno de los camareros del local, de origen marroquí, los que fueron asesinados tras recibir varios tiros mientras dormían en la habitación del club en la que descansaban. Los hechos tuvieron lugar sobre las siete de la mañana. Por el doble crimen fue detenido otro empleado del local, como presunto autor de los hechos.

11 muertes violentas en cinco meses

Con el crimen en Don Benito, son ya once las personas que han perdido la vida de forma violenta en nuestra región desde el pasado mes de noviembre. El último de ellos se producía a finales de febrero cuando un empresario y su sobrina eran asesinados a tiros en Zafra.