Monago ya es presidente de Extremadura

La votación ha transcurrido según lo previsto: 32 votos a favor, 30 en contra y tres abstenciones de los diputados de IU. Rajoy asiste mañana a la toma de posesión

HOY.ESJ.L. AROCA
Monago, esta mañana en la Asamblea. / J.M. ROMERO -VÍDEO: Vea la sesión completa de investidura./
Monago, esta mañana en la Asamblea. / J.M. ROMERO -VÍDEO: Vea la sesión completa de investidura.

José Antonio Monago se ha convertido en el primer presidente del PP de la Junta de Extremadura después de lograr el apoyo por mayoría simple de la Asamblea regional tras la última votación de la sesión de investidura, celebrada este jueves en la cámara autonómica.

Monago se convierte así en jefe del Ejecutivo extremeño gracias a los 32 votos a favor de su investidura del Grupo Popular, los 30 en contra del Grupo Socialista y las tres abstenciones de los diputados de Izquierda Unida.

El nombramiento de Monago, que sustituye al socialista Guillermo Fernández Vara, se produce por mayoría simple, después de que en otra votación tras las sesiones de investidura de los pasados lunes y martes no lograse la mayoría absoluta que en esa primera instancia era requerida reglamentariamente.

El presidente del PP Mariano Rajoy asistirá mañana a la toma de posesión de José Antonio Monago como presidente de la Junta de Extremadura. El acto comenzará a las 19:00 horas en el Museo de Arte Romano.

El próximo lunes, día 11, tomarán posesión de sus cargos los siete nuevos consejeros que formarán parte del Consejo de Gobierno de la Junta, según acaba de anunciar José Antonio Monago, que ha explicado que esos nombres ya los tiene decidido desde hace algunas fechas. Su nombramiento lo firmará mañana, una vez tome posesión en el acto del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida. Los nombramientos se publicarán el sábado por la mañana en el Diario Oficial de Extremadura.

El presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, se ha mostrado "satisfecho" por haberse convertido en el primer jefe del Gobierno regional por parte de un partido como el PP que "siempre ha aspirado a gobernar en la región", aunque ha resaltado que "ahora queda por hacer realidad todos los compromisos (del PP) con el pueblo extremeño".

Monago también ha mostrado "ilusionado" por el inicio de una "nueva etapa" de "cambio" en Extremadura por la que según ha dicho "ha trabajado mucha gente" y en la que él ha permanecido "como uno más", con un trabajo "muy intenso, mucha pasión y mucha dedicación".

Según ha dicho en declaraciones a los medios tras su nombramiento como presidente autonómico este jueves en la Asamblea, él "no" tiene "más mérito" que cualquiera de los ciudadanos de la región que "luchan mañana, tarde y noche", y ha insistido en que "la historia la hacen los extremeños día a día sacando sus familias adelante".

Ha explicado también que el ex presidente de la Junta Guillermo Fernández Vara, al terminar la sesión de investidura de este jueves, le ha deseado "mucha suerte en lo personal" aunque "como es normal en lo político no", y ha subrayado que él va a seguir manteniendo con el presidente saliente "una relación de cordialidad y de respeto como hasta ahora".

"Mi gobierno será el de los mejores"

José Antonio Monago y Guillermo Fernández Vara han empezado el relevo en el poder extremeño con alabanzas mutuas, sobre todo del nuevo presidente al saliente. Monago ha repetido los mensajes políticos de su programa de investidura del lunes como la austeridad, regeneración política, reforma de la Administración autonómica y sobre todo empleo, y ha tratado incluso de arrebatarle a Vara la bandera de los más débiles al poner encima a las personas, los sin derecho y olvidados, sobre los ciudadanos que ha sido el concepto político defendido por Vara estos días.

En sendos discursos que rebosaban responsabilidad, el nuevo presidente ha dicho que sigue contando con el apoyo y opinión de PSOE e IU para las grandes cuestiones, y el ex presidente ha respondido afirmativamente a pesar del muro que supuso para él la dura intervención del martes del portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Luis Alfonso Hernández Carrón. Ha sido Fernández Vara el que ha marcado más fronteras que Monago, ha dicho que será leal desde la oposición pero exigente en el cumplimiento del programa ofrecido por Monago, y ha vuelto a señalar a los acuerdos generales ya firmados en el Pacto Social y Político de Reformas como línea roja mínima para cualquier consenso en el desarrollo de una nueva economía.

Sin embargo, pese a la educación desplegada, Monago ha utilizado los primeros segundos de su intervención para avisar al PSOE de que tras 28 años lo que quedará de ellos es lo mal o bien que realicen el traspaso de poderes en la Junta, ya que puede ser una transición ejemplar o no ejemplar. Supe ganar hace cuatro años y le puedo asegurar que voy a saber perder ahora, le ha respondido Fernández Vara.

Junto a ellos ha hablado un Pedro Escobar, portavoz de Izquierda Unida, que no ha tenido nada que ver con el nervioso y atormentado de las dos primeras jornadas. Seguro y resuelto, ya sin discurso escrito que leer obligadamente, desde el punto de vista de la oratoria ha bordado una intervención en la que ha explicado muy clara la postura de abstención de IU: al no poderse votar a sí mismos porque el reglamento les impedía presentar candidato, han decidido no apoyar al PP porque ya le conocen por sus hechos, no se fían de sus intenciones ni del programa ofrecido por Monago, pero de ninguna manera podían votar al PSOE porque le conocen todavía mejor y no les gusta lo que ven, y especialmente su forma de gobernar en Madrid los últimos tres años.

Fotos

Vídeos