El Plasencia pierde el primer asalto en su duelo con el Andorra

Matalí marcó la diferencia

OPTA

El Plasencia Extremadura empezó los Play Offs con derrota después de perder en la pista del River Andorra. El conjunto dirigido por Rafa Gomariz no pudo superar la buena defensa local y tampoco pudo parar a un acertado Matalí. La derrota fue al final por 62-54 y se espera al domingo en el segundo partido del Play Off

El conjunto ayer forastero en los primeros diez minutos de partido estuvo más centrado que el River Andorra. Hubo un parcial de inicio de 6-10 destacando los siete puntos de Howard, a la vez que se cargaba mucho el juego al exterior como nos tienen acostumbrados los placentinos. Después de este resultado asistiríamos a dos triples seguidos de Johnny Barceló con los que se confirmaba el gran inicio de los extremeños. Mientras tanto, y para más inri, los andorranos empezaron a ponerse nerviosos con una técnica antideportiva de Jon Santamaría por una falta sobre Bustamante.

Con esta falta se pasó al 9-19, pero cuando finalizaba el primer cuarto los locales lograron maquillar algo el marcador. Dos puntos sobre la bocina de Ros daban lugar al 15-21 con el que terminaba este primer periodo de claro color visitante. Un espejismo dentro del dominio local al que luego se vio sometido.

En el segundo acto el parcial de 12-2 despertó al equipo anfitrión que, gracias a un gran defensa desconectó a los de Rafa Gomariz. Este segmento le permitió por primera vez en el encuentro, desde el inicio por 2-0, ponerse por delante con 27-25. Con el tanteador a favor, el River Andorra jugó con más tranquilidad y siguió maniatando al Plasencia Extremadura en defensa. De hecho, los del Jerte perdieron tres posesiones. Dos de ellas agotando el turno hasta el final. Con mucha igualdad, la máxima diferencia llegaría a la conclusión de la primera parte (31-27).

Tras el paso por los vestuarios, el conjunto placentino volteó el luminoso gracias a dos puntos de Howard y a un triple de Johnny Barceló (31-32). La buena retaguardia pirenaica se imponía, por lo que el River Andorra no se dejó sorprender hasta llegar a una máxima renta de 41-34. Entonces, asistimos a una serie de acciones que levantaron al público de sus asientos. Asistencia de Matalí hacia Rafa Casals espectacular por bandera. En ataque Plasencia Extremadura estaba atascado, además, empezó a resurgir la figura del propio Matalí en ataque. El jugador andorrano fue muy complicado de parar y se convirtió en la auténtica pesadilla extremeña. Todo ello, dio lugar a que al final del cuarto el resultado de 46-39 con todo por decidir.

Un parcial de 9-0 fue clave para dejar herido al Plasencia Extremadura (55-41). La pareja arbitral señaló una antideportiva de Matalí sobre Howard que ayudó a reavivar la esperanza extremeña, que consiguieron cuatro puntos de una tacada (55-45). Los de verde no encontraron la reacción necesaria y terminaron cediendo delante de la inspiración de Matalí, que acabó ofreciendo su mejor versión. 21 puntos con 10 rebotes, además de 28 de valoración. Además, para redondear la faena las jugadas de lujo no faltaron. Protagonista, como no, Matalí. Mate tras robo de balón en defensa, hicieron las delicias del respetable, que vio como cuatro puntos consecutivos de Gitterer y Rubén Martínez ajustaron el marcador final (62-54).