Continúa la alerta amarilla, viento en Badajoz y nieve en Cáceres

Cuatro presas de la cuenca del Guadiana han tenido que desembalsar agua: La Serena, Tentudía, Orellana y Alange

EFE , HOY.ES

El Centro de Urgencias y Emergencias 112 estará hoy en situación de alerta amarilla por rachas de vientos de 70 kilómetros por hora en el sur de Badajoz y por acumulación de nieve en el norte de Cáceres.

La alerta por vientos intensos, con rachas de hasta 70 kilómetros por hora en el sur de Badajoz, comenzó a medianoche y durará, en principio, hasta mediodía.

La situación de alerta por posible acumulación de nieve de hasta dos centímetros en el norte de Cáceres también se inició de madrugada y durará previsiblemente hasta las 14.00 horas.

El Centro de Urgencias y Emergencias 112 recomienda circular por las carreteras con la máxima precaución, especialmente al realizar adelantamientos.

También recomienda mantener especial precaución en las zonas nevadas ante posibles placas de hielo y cortes de carreteras, y circular con cadenas en el maletero por si fuera necesario instalarlas.

En general se recomienda no realizar viajes si no es necesario y no viajar solo, así como utilizar el transporte público en la medida de lo posible y llevar siempre un teléfono para comunicar con el Centro 112 por si fuera necesario.

En los domicilios de la zona norte de Cáceres se aconseja tener suficientes medios de calefacción, poniendo especial precaución con chimeneas, estufas y braseros por posibles inhalación de gases tóxicos por la combustión y por el riesgo de incendios.

Además es imprescindible disponer de linternas con las pilas cargadas y teléfonos móviles con batería completa.

Las abundantes precipitaciones también tienen consecuencias positivas para la región, pues los embalses continúan aumentando su reserva de agua. Su estado es tal que algunos han tenido que comenzar a desembalsar parte de su reserva por falta de espacio. Este es el caso la presa más grande de España y una de las mayores de Europa, La Serena, que a través de turbinas ha comenzado a soltar agua al embalse del Zújar y de ahí al río con el que comparte nombre.

De La Serena al Zújar

Esto significa que no se han abierto las compuertas del embalse de La Serena, sino que se está aliviando agua por desagües del fondo. Así pasa a la otra presa, con la que está conectada, y el agua se libera en el río Zújar. También han tenido que desembalsar agua otras dos presas del Guadiana. Orellana, que actualmente está soltando 70 metros cúbicos por segundo, Alange y Tentudía.

En este último caso hacía seis años que los vecinos no podían contemplar la impresionante caída de agua de los aliviaderos de la presa de Tentudía. Ayer, como ya ocurriera el pasado 16 de febrero, el pantano del que se abastecen las localidades de esta comarca volvió a desembalsar. Las generosas lluvias del otoño en esta zona y los 45 litros por metro cuadrado de las últimas 24 horas han provocado el desembalse y serán suficientes para asegurar el consumo de la comarca durante los próximos años.

Hay que precisar que durante el otoño que acaba de finalizar las precipitaciones han sido bastante superiores a las del mismo periodo del pasado año. En los primeros 22 días de diciembre superan los 250 litros de agua de lluvia por metro cuadrado en la zona de Tentudía.

Por otra parte, las fuertes lluvias de estos días mantienen cerradas desde hace unos días tres carreteras de la provincia de Badajoz. En concreto, la lluvia ha obligado a cerrar el acceso a la localidad pacense de Torremayor desde la A 5, lo que se conoce como el 'Badén de Torremayor'; así como la BA 074 en el kilómetro 3; y la BA 159, en el kilómetro 30.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos