Siete muertos y un herido grave en un choque en Oliva de Mérida

Un BMW en el que viajaban cuatro jóvenes invadió el carril contrario y colisionó con un Citroën cuyos ocupantes iban a Salamanca

HOY.ES |E.P.
El BMV iba en dirección Villagonzalo-Oliva de Mérida, donde volvía, y el Citroën había salido poco antes de Palomas y se dirigía a la A-66 para viajar a Salamanca./
El BMV iba en dirección Villagonzalo-Oliva de Mérida, donde volvía, y el Citroën había salido poco antes de Palomas y se dirigía a la A-66 para viajar a Salamanca.

Siete personas, tres mujeres y cuatro hombres, han muerto y un menor ha resultado herido grave en tras una colisión frontal entre dos turismos en la EX-336 a 200 metros de Oliva de Mérida. El choque se produjo alrededor de las 6:25 horas en el kilómetro 9,4 de la carretera -entre la citada localidad y Villagonzalo- cuando uno de los vehículos, un BMW, invadió el carril contrario por causas que aún no han sido esclarecidas.

Los cuatro ocupantes del BMW, que iban en dirección Villagonzalo-Oliva de Mérida y, al parecer, volvían de las fiestas de alguna localidad cercana, fallecieron en el accidente cuando estaban a punto de llegar a su destino. Tres de ellos -los hermanos Alberto y Jorge Carroza Blanco, de 20 y 26 años, y María Nieves Gómez Pozo, de 18 años- vivían en Oliva de Mérida, mientras que Patricia Gómez Carroza, de 18 años, eran natural de esta localidad, pero residía en Guareña. Las dos jóvenes eran primas y una de ellas, María Nieves, tenía pensado celebra hoy su cumpleaños.

En el otro vehículo, un Citroën, viajaban cuatro personas que habían salido poco antes de Palomas. Tres de ellos, Matías Béjar Osorio de 40 años, su esposa María del Mar Sancho Matilla, de 38, natural de Salamanca y Benigno Delgado Mancha, de 47 años, amigo del matrimonio y nacido en Puebla de la Reine, han muerto en el accidente.

El hijo del matrimonio fallecido, Santiago, de 14 años, se encuentra en estado grave en el Hospital de Mérida. Aunque en un primer momento se pensó que su estado era crítico, el pronóstico es más favorable y no se teme por su vida. Según el parte médico difundido por la Junta de Extremadura, el joven está ingresado en la UCI, estable dentro de la gravedad y los facultativos están pendientes de su evolución. Presenta trauma abdominal y torácico y fracturas en un fémur y en un brazo. Según el equipo médico que le atiendea el paciente se encuentra consciente, no intubado y estable.

Detrás de este coche accidentado viajaban la esposa de Benigno, un hijo de 20 años y su novia , Elisabeth, de 16 años. La expedición estaba compuesta en consecuencia por dos matrimonios y sus hijos, que se trasladaban a Salamanca.

La delegada del Gobierno, Carmen Pereira, ha apuntado como posibles causas del accidente la velocidad inadecuada, la pérdida del control del BMW en la curva en la que se ha producido el accidente y que el conductor, el joven de 26 años, hubiera ingerido alguna sustancia contraindicada para la circulación, pero hasta que no se practiquen las autópsias, no hay ninguna causa confirmada.

El responsable del Instituto Anatómico Forense, Mariano Casado, se ha comprometido a que las autopsias, que han comenzado a las 17:00 horas, estén concluidas esta misma tarde, para facilitar el sepelio a los familiares. Para ello, contarán con un equipo formado por cinco forenses e incluso puede que se llame a un sexto.

El alcalde de Palomas, Francisco Ginés Vázquez, ha informado de que los dos integrantes del matrimonio de su localidad fallecidos tenían unos 40 años y que el hombre trabajaba en el campo o en la construcción.

Investigación

Una vez levantados los cadáveres, que han sido trasladados al instituto anatómico forense de Badajoz, los especialistas de la escuela de tráfico de la Guardia Civil están reconstruyendo el accidente en el lugar de los hechos, según explicó Carmen Pereira. Hasta el momento se sabe que el BMW en que viajaban los cuatro chicos invadió el carril contrario, pero no se conocen las causas, que deberán ser investigadas por los expertos.

Como es lógico, la noticia levantó de la cama a los vecinos de Oliva de Mérida. Familiares de las víctimas se desplazaron hasta el lugar del siniestro, donde se han vivido escenas de gran dramatismo. La Guardia Civil cortó la carretera y trazó un perímetro de seguridad entorno al accidente. Colocó sillas junto a la carretera y la Cruz Roja atendió a los allegados que se acercaban consternados tras conocer el trágico siniestro. Los forenses tenían previsto concluir este sábado las autopsias para celebrar los sepelios cuanto antes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos