Vara recalca que no cambiará más su Gobierno ni su estructura

El presidente de la Junta de Extremadura subraya la capacidad de gestión de la nueva consejera de Cultura, Manuela Holgado

CELESTINO J. VINAGREMérida
Manuela Holgado en una imagen de archivo. / HOY/
Manuela Holgado en una imagen de archivo. / HOY

El cambio de Leonor Flores por Manuela Holgado y ninguno más, salvo que haya causa de fuerza mayor. El presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, acaba de zanjar las especulaciones y ha ratificado a todos los consejeros y la estructura actual de su Gobierno hasta final de legislatura. Vara recalca que el relevo de Flores por Holgado se debe únicamente a petición propia, por motivos de salud, de la ex edil cacereña. Como ya avanzó HOY digital hace dos horas, Holgado, ex directora general de Infancia de la Junta y ex diputada del Congreso, es la nueva titular de Cultura y Turismo, departamento que, hasta ahora, trabajaba como directora general de Turismo.

Mi intención al inicio de legislatura era acabar con el equipo de Gobierno con el que lo inicié, y así va a ser. El cambio en Cultura se debe solo a motivos de salud de Leonor Flores, que me ha pedido que le libere de esta responsabilidad para que se cure. Eso es lo fundamental, la salud, y estamos seguro que se curará. Leonor sigue siendo una persona muy importante para este partido, acaba de indicar el presidente de la Junta. Fernández Vara ha explicado que el relevo de la cacereña es una mujer de Sierra de Fuentes muy conocida por su trayectoria política y de gestión. Manoli Holgado representa la continuidad, es una persona de dentro de la consejería. Nos queda pendiente la Ley de Turismo y dentro de mes y medio presentamos la candidatura de la Capitalidad Cultural de Cáceres para 2016. Por todo ello he decidido que no había lugar a otra circunstancia más allá del cambio de persona al frente de la Consejería. Hubiera sido contraproducente que se hubiera integrado Cultura y Turismo en otro departamento, aclara Vara.

El jefe del Ejecutivo extremeño insiste que la austeridad de su gobierno -11 consejerías, uno de los más cortos del país- se inició hace meses y continuará con la supresión de más cargos de confianza y agrupamiento de 18 a 6 de las empresas públicas.