Un interno del Marcelo Nessi, hospitalizado por "intento de autolesión"

EFE

La Junta de Extremadura ha informado hoy de que un menor que estaba internado en el Centro de Menores "Marcelo Nessi" de Badajoz está ingresado en el Hospital "Infanta Cristina" de la ciudad tras "un intento de autolesión" y que "no presenta ninguna lesión".

En un comunicado, la Junta ha señalado que este menor permanece ingresado en ese hospital pacense desde ayer, cuando "fue trasladado a dicho centro por un intento de autolesión y con el fin de que recibiera la asistencia médica adecuada".

Subraya que "no se trata de ningún intento de suicidio ni presenta ninguna lesión" y que "es lo mismo que ocurrió con otro joven el pasado 11 de abril que, por las mismas circunstancias, fue trasladado a la sección de camas judiciales del Hospital Perpetuo Socorro".

"Igualmente, en este caso, tampoco hubo intento de suicidio, ni permanece ingresado por ninguna lesión", agrega el Ejecutivo regional.

También explica que los dos jóvenes son internos del Centro de Cumplimiento de Medidas Judiciales "Marcelo Nessi" y que "ante su comportamiento autolesivo, fueron trasladados a una unidad con videovigilancia, siendo atendidos por los propios trabajadores y, al observar que no cesaban en su comportamiento, se activó el correspondiente protocolo de actuación".

En éste, continúa, "se contempla la posibilidad de solicitar la atención de los servicios médicos especializado. Ésta es la razón por la que ambos permanecen ingresados en los centros hospitalarios, uno en camas judiciales del Hospital Perpetuo Socorro y el segundo en el Hospital Infanta Cristina con el objeto de que reciban la asistencia sanitaria que necesitan".

Además, la Junta señala que, tras seguir el procedimiento establecido, ha dado traslado de toda la información a la Fiscalía y al Juzgado de Menores.

En este sentido, explica que son los juzgados de Menores quienes acuerdan las medidas privativas de libertad a los menores y jóvenes que ingresan en el Centro "Marcelo Nessi" de Badajoz.

Además, añade, los órganos judiciales "hacen un seguimiento permanente de sus respectivos programas para la reeducación de la conducta delictiva, que se sigue con cada uno de los internos, y son informados puntualmente de todos los incidentes que se producen".

Ante el hecho, según la Junta, de que "la atención mediática altera la normalidad en el Centro" y "los internos son conocedores de ese protagonismo", reclama "prudencia" con el fin de "evitar conductas imitativas por parte de los internos".

También pide "respeto hacia trabajadores del Centro, que, por las propias peculiaridades de la labor que desempeñan y el deber de secreto profesional al que están obligados, se ven imposibilitados a defender públicamente su trabajo ante acusaciones difamatorias sobre su práctica profesional".