Extremadura amanece helada

La nieve puso las cosas difíciles en las carreteras, que se llenaron de placas de hieloMuchos pueblos del sur de Badajoz y el norte de Cáceres desayunaron con un paisaje blanco del que disfrutaron niños y mayores

ARACELY R. ROBUSTILLO ARROBUSTILLO@HOY.ESBADAJOZ.
Vista panorámica de los tejados de la localidad pacense de Los Santos de Maimona cubiertos por la nevada. ::                             LUCIO POVES/
Vista panorámica de los tejados de la localidad pacense de Los Santos de Maimona cubiertos por la nevada. :: LUCIO POVES

Muchos extremeños desayunaron ayer con un paisaje de fondo insólito en la región. La nieve caída durante la madrugada del jueves en varias localidades del sur de Badajoz y en el norte de Cáceres llenó de blanco sus calles. Las gélidas temperaturas, que situaron el mercurio bajo cero, y el día soleado contribuyeron a que la inmaculada capa se mantuviera durante varias horas para el deleite de los más pequeños y preocupación de algunos mayores.

El retraso de la vuelta al cole al día 11 facilitó una estampa que bien podía haber sido navideña. Extremadura tuvo que esperar al término de las fiestas, sin embargo, para ver llegar las consecuencias de una ola de frío polar procedente del norte de Europa. Los más atrevidos ya se echaron a la calle por la noche, cuando cayeron los primeros copos; otros esperaron a la mañana de ayer para disfrutar de la nevada, poco habitual en tierras extremeñas y que, en algunos puntos, alcanzó varios centímetros de grosor, como en Llerena, según datos de Antonio Martín.

Niños y mayores de Monesterio, Zafra, Bienvenida o Los Santos de Maimona salieron a la calle a divertirse con improvisados trineos y en algunos casos hubo que lamentar algún que otro incidente. El coordinador del centro de salud de Monesterio informó al corresponsal de HOY, Rafael Molina, de que los servicios sanitarios atendieron durante el día numerosas contusiones y traumatismos motivados por resbalones sobre el hielo. Entre ellos, las roturas de una cadera y un radio por parte de los vecinos de la localidad pacense.

El lado menos amable estuvo en las carreteras de la región. Lo que supuso el divertimento de unos pocos, se convirtió, sin embargo, en un problema para quienes tenían que coger el coche. La situación activó los protocolos diseñados al uso y que raras veces se utilizan en estas latitudes. Las actuaciones de estos días han servido para tomar el pulso a la eficacia de los mismos en momentos de incidencias meteorológicas en Extremadura.

Varias vías de la red principal y secundaria se vieron afectadas por la presencia de nieve y placas de hielo. La delegación de Gobierno anunció problemas hasta en quince de ellas. Algunas sufrieron cortes en algunos tramos y otras llegaron a estar cerradas al tráfico pesado como la N-432 Badajoz-Granada, a causa de un accidente en el km 90, y la Autovía A-66, por la misma causa.

«Pese a que se estuvo echando sal en la noche del jueves, la nieve se convirtió en hielo, sobre todo en las zonas de umbría, y creó situaciones de riesgo. Durante algún tiempo permanecieron cortadas varias carreteras secundarias pero ya están abiertas al público», explica Antonio Marín, jefe provincial de Tráfico en Badajoz.

Sal y quitanieves

La Demarcación de Carreteras del Estado en Extremadura trabajó de manera intensa durante toda la mañana distribuyendo la sal almacenada en los centros de conservación y haciendo buen uso de las máquinas quitanieves. En algunas localidades como Bienvenida las vieron por primera vez en años, adecentando la Ex-202, que comunica Usagre con Valencia de las Torres, según relata José Luis Cortés.

Prudencia y máxima precaución son las dos máximas aconsejadas por los expertos en estos días dado que se mantiene la alerta amarilla por frío y lluvias intensas para el fin de semana. «Es muy importante mantener una velocidad inferior a la que marca la vía, porque las circunstancias no son las normales. También, doblar la distancia de seguridad que se mantiene normalmente, porque la distancia de frenado puede aumentar dadas las malas condiciones del firme. Por otra parte, es recomendable recordar que hay que facilitar el paso a todos los vehículos prioritarios en situaciones de retención», resume por su parte, la responsable de Tráfico en Cáceres, Cristina Redondo.

En la provincia cacereña se produjo el único incidente que tuvo como consecuencia la pérdida de una vida. Una persona falleció en un accidente de tráfico ocurrido cuando el vehículo en el que viajaba se salió de la carretera y volcó en la autovía A-66, a la altura de la localidad de Grimaldo (Cáceres). En el resto de los sucesos, no ha habido que lamentar daños personales.

A última hora de la tarde de ayer se circulaba con normalidad en la práctica totalidad de las carreteras de la Comunidad. El 112 avisa, sin embargo, que todavía quedan algunas placas de hielo en algunas zonas, en especial en la zona norte de Cáceres. Máxima cautela al volante para todos los viajeros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos