El Consorcio une la Mérida romana y la actual en la Sala Decumanus

Las instalaciones acogerán una sala de actividades culturales y una exposición permanente sobre la artesanía local

JUAN SORIANOMÉRIDA.
El Consorcio une la Mérida romana y la actual en la Sala Decumanus

La Emerita Augusta romana y la Mérida contemporánea se dan la mano en un nuevo recinto llamado a completar la vida cultural de la capital autonómica.

El Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida abre las puertas de la Sala Decumanus, situada en la confluencia de las calles Santa Eulalia y Delgado Valencia, junto a la Puerta de la Villa. Este espacio se convertirá en sala de conferencias y aula de formación del Consorcio, así como en sede de la Asociación de Comerciantes y en punto permanente de exposición de los artesanos de la ciudad. También estará abierta a otros colectivos que soliciten su uso.

Con estas medidas, se pretende reflejar lo que representa el propio yacimiento, la pervivencia de la Mérida romana en la ciudad actual. Esta relación se aprecia desde la misma entrada, con la comparación entre la calle Santa Eulalia y un tramo del 'decumanus', la que también era la principal vía comercial de Emerita Augusta.

Así lo atestiguan los restos de tres 'tabernae' (tiendas romanas) que se pueden contemplar a la entrada de la sala y sobre las que se ha creado un centro de interpretación. De ahí la vinculación con la actividad comercial y artesanal que permanece en este mismo espacio en la ciudad contemporánea.

El recinto se completa con los vestigios de una casa señorial romana en el sótano de lo que hoy es un moderno edificio de oficinas.

Yacimiento único

Como apuntó en la inauguración de la sala el director científico del Consorcio, Miguel Alba, las instalaciones son una muestra del yacimiento «más rico, variado y mejor conservado de la Península». En su discurso subrayó que en Mérida no solo permanecen muchos elementos de la antigua ciudad romana, sino que en la actualidad aún mantienen su uso, como los puentes y el Teatro Romano.

Por su parte, la directora general de Patrimonio de la Junta de Extremadura, Esperanza Díaz, recalcó que «Mérida gana un espacio más del pasado y del presente» en una intervención que destaca por la colaboración entre instituciones.

En la misma línea, la teniente de alcalde y delegada municipal de Urbanismo, Estrella Gordillo, subrayó el esfuerzo compartido entre administraciones y el trabajo del Consorcio para conseguir «un espacio para el debate, la participación y la enseñanza».

Proyectos Mecenas

La adecuación de la Sala Decumanus ha sido posible gracias a la colaboración de la Junta de Extremadura, el Ayuntamiento de Mérida y el Ministerio de Cultura, que ha aportado 100.000 euros para la actuación. Asimismo, ha contado con dos anualidades (80.000 euros) del programa Mecenas, cuyos socios eligieron el pasado año este recinto como destino de sus aportaciones del 2007. Con su colaboración se ha podido culminar las excavaciones que se llevaron a cabo en los años 80 y que supusieron uno de los primeros ejemplos de integración de restos en un bloque de nueva construcción.

En la inauguración de la sala se dieron a conocer las tres propuestas que se presentarán a los Mecenas para que elijan a qué se dedican los fondos de este año. El Consorcio plantea adecuar el aula sacra del peristilo del Teatro Romano, los baños públicos del solar de Resti o la culminación de la puesta en valor de los restos del Foro de la Colonia hallados en la calle Juan Dávalos.

Fotos

Vídeos