Jamón para el niño Jesús

Quince colegios de la región participaron en un recital navideño en el que se cantó 'Un villancico extremeño'

NATALIA REIGADASBADAJOZ.
Jamón para el niño Jesús

Llevémosle queso y miel; chorizo y pan, jamón también; las cerezas y bellotas y un buen vino 'pa' San José. Esta es una de las estrofas de 'Un villancico extremeño', una canción que sirvió ayer como colofón al XVIII Recital de Villancicos de colegios e institutos de la región. En total, quince centros escolares que se subieron al escenario del teatro López de Ayala para dar la bienvenida a la Navidad.

La mañana comenzó con muchos nervios. En la puerta del López de Ayala, los padres de los cantantes esperaban impacientes que el teatro abriera sus puertas. Mientras, la parte trasera del escenario era un hervidero. Los alumnos preguntaban el orden de actuación a sus directores de coro y miraban entre las cortinas hacia el patio de butacas.

'A Belén, a Belén' fue la canción que abrió la mañana de villancicos. Los alumnos de primaria del Colegio Virgen de Guadalupe de Badajoz fueron los encargados de interpretar esta pieza que recogió muchos aplausos. Entre el público, numerosas familias que quisieron plasmar con cámaras la actuación de sus hijos, sobrinos y nietos.

El gran número de coros participantes obligó a dividir el recital en dos sesiones, una a las 10.30 horas y otra a las 12.30. Esta decisión demuestra el buen momento que vive la interpretación coral entre los jóvenes extremeño que, además, consiguieron que se agotasen las entradas.

«Estamos muy satisfechos, de hecho, hay coros que han tenido que quedarse fuera», explicó Ania Cuartero, presidenta de la Asociación de Directores de Coros Escolares (Adicoredex) que organiza este acto cada año para promocionar la labor de los coros infantiles.

«Participar en un coro es una forma, además de disfrutar de la música, de educar en valores a los niños; compañerismo, disciplina y saber estar», añadió esta directora.

Entre los directores participantes también se encontraba una de las precursoras de esta iniciativa, María Gago, que destacó la importancia de mantener las tradiciones navideñas entre los más pequeños y también, educarles en el amplio repertorio de villancicos extremeños.

Precisamente por esta razón, ambas partes del recital finalizaron con 'Un villancico extremeño' interpretado por todos los coros a la vez. No se trata de una pieza clásica sino de una composición del autor Emilio González Barroso que ha querido poner jamón en manos del niños Jesús.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos