La ética del 'cubo'

ENRIQUE MACIÁ BOTEJARABADAJOZ

Cuando uno lee que el 'representante' de los vecinos (habría que definir a las asociaciones de vecinos, pero esa es otra) califica de 'masiva' una concentración de 450 personas en una población de unos 150.000, no puede por menos que sonrojarse. Muchos eran estudiantes universitarios cuyo decano les había dado vacaciones ¿y bocadillo? para ir a la manifestación. Uno pensaba que nuestros impuestos eran para que los estudiantes estudiasen. El tema del 'cubo' trasciende a la estética. Es un tema de ética. Porque ético es acatar las sentencias de los jueces nos gusten (el 'estatut' señor Celdrán) o no. Y ético es aplicar la ley. Y lo que aquí se ha hecho es saltarse la normativa y luego cambiarla para intentar legalizar lo ilegal. Si a un particular se le ocurre, la Administración lo cruje. Ítem más, cuando un particular infringe la ley, hace frente a las consecuencias con su patrimonio o sus seguros de responsabilidad. Aquí los administradores (o políticos) pagarán el cumplimiento de la sentencia con nuestros dineros. ¿Cuándo alguno de estos señores pagará de su bolsillo y/o de su patrimonio sus meteduras de pata? Cuando esto ocurra sentaremos un precedente y empezaremos a ser un país normal. Por que, hasta ahora, aquí no solo no van a pagar, sino que ni siquiera piden perdón.