El estudio sobre el tren de la Ruta de la Plata determina que es viable para mercancías

Sevilla y Gijón serían las cabeceras de un corredor con parada en Plasencia La propuesta pasa por el traslado de camiones en plataformas ferroviarias

PILAR ARMEROPLASENCIA
Un viajero en la estación de Baños, en desuso desde que se cerró el tramo Plasencia-Astorga. / HOY/
Un viajero en la estación de Baños, en desuso desde que se cerró el tramo Plasencia-Astorga. / HOY

Recuperar la línea férrea Ruta de la Plata es viable para transportar mercancías, mientras que el traslado de viajeros tendría que determinarse con posterioridad. Es lo que la consultora leonesa 'Adbayse' ha concluido en el estudio que las cámaras de comercio del oeste peninsular le han encargado para apoyar su reivindicación de que se reabra esta histórica vía, cerrada desde 1985 al tráfico en el tramo de Plasencia (Palazuelo)-Astorga, aludiendo falta de usuarios.

Lo que se propone es un corredor central con cabeceras en Sevilla y Gijón, que ofrezca la posibilidad de llevar a cabo el transporte de camiones en plataformas ferroviarias desde Salamanca, León, Plasencia y Benavente. Se contempla, también, la conexión hacia el oeste gallego, con paso por Zamora, Benavente y Astorga.

La cooperación entre el transporte terrestre convencional y el ferroviario -que se puedan transportar vehículos en los trenes- es uno de los aspectos en los que se incide, con el fin de reducir la emisión de dióxido de carbono planteada por Europa en la lucha contra el calentamiento global.

El estudio destaca la importancia de la Ruta de la Plata, principal eje de comunicación del oeste peninsular y lo traslada al siglo XXI definiéndolo como el conjunto de polos urbanos entre la costa cantábrico-atlántica y el sudoccidente peninsulares. Eso se traduce en un sistema territorial que supera el millar de kilómetros de longitud «con una función estratégica inequívoca al vertebrar y comunicar de manera directa la parte más occidental de España».

Ese carácter vertebrador es el que vienen defendiendo desde hace años las cámaras de comercio de Cáceres, Badajoz, Avilés, Gijón, Oviedo, Astorga, León, Zamora, Salamanca, Béjar y Campo de Gibraltar En la nueva reivindicación férrea lo que proponían era que la reapertura se extendiese desde Gijón hasta Algeciras, habilitando un nuevo trazado paralelo al actual, abandonado por el desuso y obsoleto por el paso del tiempo. Recuperarlo costaría demasiado dinero, por eso lo que se pide es uno nuevo, paralelo.