Extremadura come del tomate

Badajoz ha acogido un congreso internacional sobre este producto, del que vive una parte muy importante de la región, especialmente en las Vegas del Guadiana

LUIS EXPÓSITOBADAJOZ

Esta semana, más de 150 expertos de todo el mundo han asistido en Badajoz a un congreso sobre el tomate de industria organizado por Ctaex. Durante dos días, técnicos, profesionales y científicos han hablado sobre las líneas de investigación y han conocido las tecnologías más punteras. ¿Por qué en Badajoz? La respuesta es sencilla, la Vegas del Guadiana es una de las zonas con más producción en todo el mundo. Por eso, personas tan dispares como Vincent Petiard o Adel M. El-Sheikh han estado aquí. Estas son algunas de las razones por las que Extremadura come del tomate.

PRODUCCIÓN

El 80% nacional es extremeño

Extremadura, especialmente las Vegas del Guadiana, es una de las zonas del mundo con más tomate para industria. De aquí salen unos dos millones de toneladas en los últimos años, una vez pasada la crisis de mediados de década. Supone el 80% español y el 6% mundial. Es la cuarta zona de producción del planeta. Por delante quedan California (12 millones de toneladas), alguna región china (7,5 millones) e Italia (5 millones).

INDUSTRIA

Un sector vital

Cuatro empresas relacionadas con este cultivo están entre las 30 más grandes de la región. Son las industrias Inpralsa y Conesa y las cooperativas de segundo grado Acopaex y Acorex. Actualmente, procesan el tomate trece industrias, que sobre todo hacen concentrado, aunque también dados. Hay cinco que elaboran salsas y tres que se dedican a hacer tomate en polvo. Además, existen 20 organizaciones de productores (OPH).

VALOR ECONÓMICO

El soporte de las Vegas

Según los datos de la Consejería de Agricultura, el valor económico de las 19.300 hectáreas plantadas el año pasado ascendió a 92,8 millones de euros, a los que hay que añadir otros 18 procedentes de las ayudas de la Unión Europea. Esta campaña, ese dinero ha crecido de forma considerable, ya que hay que tener en cuenta que hay 7.000 hectáreas más en cultivo. Además, hay que sumar el valor añadido que se genera con el proceso de transformación. Se prevé que el valor de las exportaciones sume este año cerca de 160 millones de euros. Por otro lado, hay que tener en cuenta que en las Vegas casi todo el mundo vive del tomate: tiendas, restaurantes, negocios de maquinaria, talleres...

EMPLEO

Un millón de jornales

Pese a los vaivenes producidos por las ayudas, es el principal medio de vida. Se calcula que 1.700 agricultores cultivan las 26.000 hectáreas que se han dedicado a este producto en la última campaña y se generan un millón de jornales en cada campaña de recolección. Además, otras 1.500 personas trabajan en las industrias de transformación.

EXPORTACIÓN

A medio mundo

Es el producto que lidera las exportaciones extremeñas. Los 160 millones que se esperan este año supone quince de cada cien euros en ventas al exterior. El 22% del tomate concentrado español va para Alemania y el 20% para Francia. Con un grado mayor de elaboración, el 64% de las exportaciones de Ketchup y salsas tiene como destino Francia y el 12% viaja a Alemania.

Pero la lista de destinos resulta considerable. La industria Alsat de Don Benito exporta el 85% de su producción de concentrado y el 99% de la de dados. En el primer caso se lleva a Rusia, Escandinavia y los países bálticos, Grecia o Sudamérica. La mayor tajada de los dados se va para el Reino Unido (40% del total). Otro ejemplo es el del polvo. Las tres industrias que lo comercializan lo venden nada menos que a 53 países. Entre otros destinos, está Guatemala, Brasil, Libia, Sudáfrica, Japón, Corea del Sur, Australia y Filipinas.

PRODUCTOS

En los frigoríficos

Buena parte de los productos que usted tiene en la nevera contienen tomate extremeño. También en el frigorífico de los alemanes o argentinos. Con el concentrado se elaboran ketchups, tomates fritos, zumos, salsas, bases para pizzas, conservas de pescado, rellenos de empanadillas, gazpachos, sopas deshidratadas, ingredientes para 'snacks' y colorantes para pastas. Prácticamente todas las multinacionales del sector compran aquí. Es el caso de Nestlé, Unilever, Heinz, Campbell, Kraft y Pepsi Cola. También hay empresas nacionales como Hero, Helios, Don Simón, Campofrío y Calvo.