Egipto, estudios de televisión y hámsters, juguetes 'estrella' para Navidad

El sector juguetero cambia el 60 por ciento de su oferta para luchar contra los productos audiovisuales y la crisis

DANIEL ROLDÁNMADRID
El clásico scalextrix; las 'barriguitas' con set de televisión; los hámsters del siglo XXI; o el Monopoly 'español', son cuatro de los juguetes que se ofertan. / HOY/
El clásico scalextrix; las 'barriguitas' con set de televisión; los hámsters del siglo XXI; o el Monopoly 'español', son cuatro de los juguetes que se ofertan. / HOY

Ya huele a Navidad. Los operarios municipales empiezan a desempolvar los adornos para decorar la ciudad. Los supermercados ya han sacado a la venta los polvorones, mazapanes y bombones y se empieza a complicar el comprar papel de regalo. Ya son casi todos rojos y con adornos. Y las fábricas de juguetes preparan los últimos palés para llevarlos por todas las tiendas de España y gran parte de Europa. En plena crisis, los inventores de juguetes han cambiado el 60% de sus catálogos. Productos más pequeños, con menos tecnología (que no inventiva) y más económicos son las características de este año, donde los jugueteros han buscado ampliar sus líneas de negocio más que realizar grandes inversiones en novedades. Mejor ir sobre seguro en estos tiempos inciertos.

Con esta política, el catálogo de los juguetes que los más pequeños pedirán a los Reyes Magos está marcado por la vuelta de la muñeca tradicional, desde los bebés de toda la vida hasta la nueva generación de muñecas renovadas y con personalidad propia. Por ejemplo, las 'barriguitas' contarán con un estudio de televisión y su set de maquillaje para poder jugar. Smoby ha ido más allá y ofrece un tres en uno: casita, cocinitas y baño para la muñeca por 90 euros. Si se compran por separado, el coste se dispararía 40 euros más. «Es una oferta anticrisis», señalaron desde la compañía.

Otros han optado por renovar sus productos. De esta manera, Playmobil ha sacado una nueva línea de productos: el Antiguo Egipto, pirámide con trampas incluidas.

También el tradicional 'scalextrix' ha sufrido modificaciones.

El nuevo modelo llega con una zona de boxes, donde se cargará la batería del coche. Hasta que no se apague la luz, no podrá salir y continuar la carrera. Y, claro está, no podía faltar un guiño a la realidad: los dos coches son el pasado (Renault) y el futuro (Ferrari) de Fernando Alonso. La oferta de este juguete que ha encandilado a varias generaciones se completa con un modelo para los más pequeños (que se denomina 'Autoescuela') y la incorporación de las motos. Valentino Rossi y Dani Pedrosa mantendrán una lucha encarnizada en el suelo de la habitación.

Por otra parte, se acabaron los hámsteres vivos en casa, para suspiro de más de una madre. Famosa ha creado 'Go go Hámsters!' para que los niños jueguen con sus falsas mascotas en un circuito donde podrán comer, descansar, correr y hacer lo que les plaza.

Otra de las novedades es el nuevo Monopoly con 22 ciudades españolas. Durante las cuatro semanas de marzo, los internautas votaron qué localidades querían que apareciese en este mítico juego. De esta manera, los habitantes de Cebolla (Toledo), Parla (Madrid) o Badalona (Barcelona) lograron colarse en vez de capitales de provincia.

Optimismo

A pesar de la crisis, la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) consideró que habrá un buen comportamiento en las compras navideñas gracias a la rebaja de los precios. Hasta septiembre, los precios medios habían disminuido un 2,7% con respecto al año anterior. De esta forma, el presidente de la AEFJ, José Antonio Pastor, señaló que las ventas se rebajaron un 1,1% hasta septiembre y que el último trimestre depende en su totalidad de la Navidad. «La industria juguetera cuenta con unos resultados buenos con respecto a otros sectores de consumo en general y los relacionados con el ocio y la niñez en particular», apuntó.

Pastor destacó que el sector invierte 161 millones en nuevos productos, además de destinar partidas de I+D que alcanza el 43,5% de las inversiones. Además, los jugueteros también cambiarán su política de publicidad. Al suspenderse los anuncios en TVE, el presidente de la AEFJ señaló que buscarán refugio en los canales temáticos y de TDT destinados a los más pequeños.