El servicio de alquiler de bicis entra en uso con cien usuarios

Desde ayer se puede utilizar, por un periodo de dos horas, una de las 50 bicicletas disponibles

M. ÁNGELES MORCILLOMÉRIDA
El servicio de alquiler de bicis entra en uso con cien usuarios

Rocío Jiménez ya puede viajar por el centro de Mérida en bicicleta. Tan sólo le ha hecho falta adquirir una tarjetita. Con un código pin que le han facilitado tiene la posibilidad de acceder a una de las 50 bicicletas que el Ayuntamiento ha puesto a disposición de los ciudadanos para fomentar el uso de este medio de transporte. Tras aportar sus datos, en tres días tenía la tarjeta en su poder. «Me parece muy interesante que aprendamos a dejar el coche en casa, pues Mérida es una ciudad pequeñita y todo está relativamente cerca y con la bicicleta te evitas, entre otras cosas, buscar aparcamiento, además de ser un medio ecológico». No tiene bicicleta propia y está deseando utilizar las de alquiler.

Como Rocío Jiménez, casi un centenar de personas en la ciudad ya se ha sacado esta tarjeta que permite utilizar una de las bicicletas que, desde ayer, ya se puede sacar de una de las plazas acomodadas al lado de la miniestación del Paseo de Roma (18 bicicletas), la Biblioteca del Estado (16) y el Museo Abierto de Mérida (MAM, otras 16).

Gratis hasta fin de año

Este servicio, inaugurado ayer por el alcalde emeritense, Ángel Calle, y el consejero de Industria, Energía y Medio Ambiente, José Luis Navarro (quien no quiso montar en bici), será gratuito, sólo para los ciudadanos empadronados en Mérida, hasta el 31 de diciembre. Después, y según la acogida que tenga esta iniciativa, se tendrá que decidir el precio que cada persona tendrá que pagar por utilizar una de las bicicletas, pero, según el alcalde, «será simbólico».

El horario de recogida y depósito de las bicicletas será desde las 7.30 u 8.00 de la mañana hasta las seis de la tarde. En verano, el servicio se prolongaría hasta las nueve de la noche.

El usuario será el que asuma la responsabilidad de la bicicleta durante las dos horas que la esté utilizando, pudiéndola dejar en cualquiera de las tres bases existentes.