El graderío del Teatro de Medellín, perfecto

En el primer trimestre de 2010 podría estar terminada la excavación de esta estructura

ESTEFANÍA ZARALLO | MEDELLÍN
Graderío del Teatro Romano de Medellín | RAÚL HABA/
Graderío del Teatro Romano de Medellín | RAÚL HABA

Las excavaciones realizadas en los últimos meses en el Teatro Romano de Medellín han puesto de manifiesto el gran estado de conservación que presenta el monumento. Los últimos trabajos, que han consistido en la excavación del interior del graderío, han permitido documentar restos de ocupaciones de época moderna, cristiana y medieval-islámica. Los montes de estas estructuras documentadas han permitido sacar a la luz parte de las gradas de la cavea del teatro.

La consejera de Cultura, Leonor Flores, ha visitado esta mañana las obras en las que se han descubierto ocho filas de gradas pertenecientes a la media cavea, que conservan un total de 281 sillares de formato variado. Los últimos trabajos también han permitido observar algunos peldaños de las cinco escaleras que servían para la distribución de los espectadores. Todos estos descubrimientos refuerzan la hipótesis de que un derrumbamiento de la ladera junto a la que se encuentra el teatro permitió que toda su estructura quedase oculta. Circunstancia que ha posibilitado que el teatro llegue hasta nuestros días en un buen estado de conservación, según constatan los arqueólogos.

La consejera de Cultura de la Junta ha resaltado la importancia del monumento desde el punto de vista turístico y de cara a su explotación en un futuro. Este año ya han pasado por aquí más de 14.000 visitantes.

En cuanto a su tamaño, el Teatro Romano de Medellín podría tener un aforo de mil espectadores menos que el de Mérida (cuyo aforo acoge a unas 6.000 personas). Los responsables de la excavación también han resaltado que el monumento de Medellín también se ha hallado en un mejor estado de conservación.

Fotos

Vídeos