El PSOE no hará el trabajo de "preselección" de candidatos del PP

Los socialistas, satisfechos por la gestión de Calle, con el 70% del programa electoral cumplido.

AGENCIAS |

Los socialistas de Mérida no harán el trabajo de "selección o preselección" de los candidatos del PP a la Alcaldía de Mérida y, por ello, no contribuirán a "desgastar" al portavoz popular en el Ayuntamiento, Fernando Molina.

Así lo ha asegurado hoy el secretario general de la Agrupación Local del PSOE de Mérida, Ignacio Sánchez Amor, en una rueda de prensa para informar de la asamblea que celebró ayer esta formación política.

"Se pretende que nosotros hagamos la labor de desgaste del señor Molina para que luego alguien aparezca como el candidato que lo sustituye", según Sánchez Amor, que ha subrayado que ellos no va a hacer el trabajo de "ordenación de la casa que tiene que hacer el PP".

El dirigente socialista, que ha dado la "bienvenida" a Molina a la vida política y profesional, después de superar unos problemas personales, ha señalado que el portavoz popular ha comenzado con mucha fuerza, pero, como ha pasado en otras ocasiones a los dirigentes del PP, a los tres o cuatro meses se habrá cansado.

Según Sánchez Amor, el PP se quiere "parecer" al PSOE ya que pretende ser conocido por su labor y no por sus problemas internos.

La Asamblea Local del PSOE de Mérida escuchó ayer el amplio informe de gestión del alcalde, Ángel Calle, y mostró su satisfacción por el grado de cumplimiento del programa electoral, el 70 por ciento, aproximadamente.

El líder de los socialistas emeritenses ha valorado el "alto" grado de cumplimiento a pesar de la menor recaudación por la crisis económica y ha destacado, entre los proyectos hechos realidad, el centro de día de Carcesa, el centro de ocio de Marquesa de Pinares, la renovación de las redes de saneamiento y la remodelación del Estadio Municipal Romano.

Entre los que se están desarrollando en estos momentos, ha ensalzado la actuación en el antiguo cuartel de Hernán Cortés; "no tenemos carteles de obra, hacemos la obras", ha puntualizado en referencia al proyecto de 3.000 empleos que "vendió" el PP.

Dentro del 30 por ciento pendiente, ha citado el caso de la remodelación del antiguo cine "María Luisa".

A su juicio, la gestión socialista en Mérida ha "pasado página" a una forma de hacer política desde el Gobierno local basada en la "agresividad".

También ha cambiado el discurso "egoísta y localista" de Mérida en el contexto regional por otro en el que la ciudad se "ofrece" al resto de la Comunidad Autónoma