Padres y profesores de San Miguel protestan por la falta de docentes

Se suman a las movilizaciones de La Paz con un paro en el colegio

ANA B. HERNÁNDEZPLASENCIA
Parte de la comunidad educativa de San Miguel, en el paro-concentración de ayer en el colegio./ PALMA/
Parte de la comunidad educativa de San Miguel, en el paro-concentración de ayer en el colegio./ PALMA

La historia se repite. Si el miércoles fue la comunidad educativa del colegio de La Paz la que protagonizó una concentración en las puertas del centro, ayer lo hicieron los padres y profesores de San Miguel. Con un paro-concentración en el colegio respaldado por padres, profesores y alumnos. Con el mismo objetivo que el centro de La Data, expresar públicamente el malestar de la comunidad educativa por los recortes en la plantilla. En uno y otro centro, la Consejería de Educación está haciendo que las bajas de unos profesores se suplan con las plazas de compensatoria.

En el caso del colegio de La Paz falta un profesor para tercero de Infantil y en el de San Miguel, dos profesores de Primaria. En ambos centros son los designados a dar apoyo escolar a los alumnos con problemas de aprendizaje los que quiere Educación que se ocupen de suplir las bajas. Pero padres y docentes están en contra.

Ambas comunidades educativas defienden la necesidad de mantener en los dos centros las plazas de compensatoria. Argumentan que las clases de apoyo son imprescindibles en unos colegios con un notable número de alumnos pertenecientes a minorías étnicas y con problemas familiares. Alumnos, por ello, que en muchos casos «acarrean retrasos escolares y dificultades de aprendizaje», mantiene la presidenta de la asociación de padres y madres de La Paz, María del Puerto Arroyo. Y corrobora la plantilla docente de este centro de La Data, así como la Ampa y profesores del colegio de San Miguel. Por ello, unos y otros han optado por pasar a la acción y emprender movilizaciones.

Se inauguraron el miércoles en La Paz y ayer continuaron en el barrio de San Miguel. A la una de la tarde, con la llegada de padres y madres al colegio, arrancó una concentración en el patio que fue respaldada, con el consiguiente paro en la jornada escolar, por profesores y alumnos.

Cansados de manifestar una y otra vez a la autoridad educativa la situación en que se encuentran y solicitar una y otra vez también una solución, han pasado a las movilizaciones. Porque, hasta la fecha, un mes después del inicio del curso, siguen sin respuesta a sus peticiones. Además de la concentración, la Ampa de La Paz ha iniciado también una campaña de recogida de firmas. Son más de ochenta las rúbricas con las que cuentan hasta la fecha y que presentarán a la Consejería de Educación. Para volver a manifestar a la Administración su rechazo a un recorte en la plantilla docente. El Sindicato del Profesorado Extremeño (PIDE) ya les ha dado su apoyo.