Crómlech dos Almendres

Sabían que a menos de diez kilómetros de Évora, junto a la localidad de Guadalupe, en pleno centro del Alentejo, se encuentra el monumento megalítico más importante de la Península Ibérica? Se trata del Crómlech dos Almendres, un extraordinario conjunto de varias decenas de monolitos levantados en forma de círculo y rodeado por un bellísimo bosque de encinas y alcornoques. Tanto el número de monolitos como el excelente estado de conservación del mismo convierten este conjunto en uno de los más relevantes de Europa, y en punto de referencia indiscutible para todos los amantes de la arqueología. Erigido entre el sexto y el tercer milenio antes de cristo, el Crómlech sólo fue descubierto en 1964, gracias a la elaboración de la carta geológica de Portugal. El conjunto tiene forma elíptica y mide 60x30 metros, con dos espacios diferentes. Muy cerca del recinto, a tan sólo un kilómetro, se encuentra el Menhir dos Almendres, uno de los más importantes del conjunto megalítico alentejano, con tres metros y medio de altura. Tanto el crómlech como el menhir cuentan con numerosas inscripciones, que conducen a los arqueólogos a pensar que se trata de elementos relacionados entre sí. Además, a escasos metros se encuentra el Anta da Zambujeira, considerado el dolmen más grande de la Península Ibérica, con 5 metros de diámetro y 6 metros de altura. Évora siempre vale un viaje, y si además lo completamos con un recorrido por el circuito megalítico próximo a la ciudad, la visita se convertirá en una experiencia inolvidable.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos