La inversión de las obras de la iglesia de Santiago asciende a 367.000 euros

El objetivo es que las actuaciones permitan la consolidación y restauración global del edificio

ESMERALDA RODRÍGUEZ VAQUEROCORIA

Hace meses ya se intervino en la cubierta del monumento pero ahora es turno de corregir las patologías que lo afectan. La iglesia de Santiago volverá a ser objeto de obras, en este caso para corregir los problemas existentes en su estructura. El estado del edificio es «preocupante» y cada día que pasa su «precariedad es mayor» debido a las numerosas lesiones que presenta. Así se detalla en el proyecto de restauración de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Extremadura, que ha adjudicado las obras a la empresa Antaño Restauración por un importe de más de 367.000 euros. Con este proyecto se pretende acometer las actuaciones «de una forma global y definitiva».

Está previsto que los trabajos comiencen en el plazo de un mes y que se prolonguen durante un año. Se llevarán a cabo varias actuaciones para consolidar y restaurar el edificio y «ponerlo de nuevo en uso».

Se realizará un contrafuerte de hormigón para frenar los movimientos y desequilibrios debido a asientos diferenciales y para consolidar el muro en este tramo. Además, se hará un forrado del contrafuerte con fábrica de piedra granítica y mortero de cal.

Grietas y fisuras

En el exterior, se consolidarán las grietas y fisuras existentes mediante una limpieza de los bordes de las líneas de fractura, ejecutada manualmente. Se sustituirá la mampostería de pizarra en las zonas donde se ha perdido o esté en pésimas condiciones por una de mejor calidad, manteniendo y protegiendo las zonas no dañadas. Se rebajará el suelo del patio y se colocará una red antipalomas. El portón de acceso a la iglesia será restaurado, así como la puerta de acceso a la sacristía.

En el interior del edificio, se protegerán los retablos, se demolerá el zócalo y se consolidarán las grietas existentes. Se procederá al picado completo de los revocos de cal con especial cuidado. Estos trabajos se paralizarán en el momento que aparezcan revocos antiguos o de interés, en cuyo caso se dará traslado a la Dirección Facultativa para tomar las medidas oportunas.

Se ejecutará un nuevo forjado tradicional de madera nueva que tendrá, antes de su colocación un tratamiento de protección antiparásitos para protegerla de arques de insectos u hongos.

Cableado

Además, se instalará nuevamente todo el cableado interior, de manera superficial y bajo canaleta. La sacristía y el coro también sufrirán remodelaciones.

Unos trabajos que pretenden, en definitiva, solventar las deficiencias estructurales que presenta el edificio. Y no será el único que se beneficie de reformas puesto que, tal como se anunciaba hace algunos días, la catedral también se reparará para garantizar su estabilidad.