El moralejano Emilio Torres Motoro gana el XIII trofeo Julio Campana

ELADIO PANIAGUA SIMÓNCORIA

En el restaurante Casa Campana tuvo lugar el fallo de la XIII edición del trofeo Julio Campana, dentro de un ambiente taurino que congregó a representantes de las distintas peñas taurinas de San Juan y a un buen número de aficionados. Este trofeo, según su promotor, Vicente Alcoba Lisero, nació con el objetivo de perpetuar la figura de Julio Campana, que se distinguió durante su vida y en las fiestas de San Juan por el arte de correr los toros y con esos quites oportunos. Alcoba Lisero dice que el trofeo va destinado a aquellas personas que durante las fiestas de San Juan se hayan distinguido por alguna acción singular, algún recorte especial o alguna persona que haya destacado por algo específico durante las fiestas.

El jurado estuvo formado por Manuel Sendín Carretero, que actuó como presidente, José Julio Gutiérrez Clemente ( hijo de Julio Campana ), Calisto García y Guillermo Piro. Un jurado que no lo tuvo nada fácil puesto que en esta edición concurrieron tres candidatos al trofeo como fue Toñi Quijada (matador de los toros), el recortador Emilio Torres y el carismático y controvertido 'soplillo', del que Calisto hizo una gran defensa diciendo que «nadie debe imponer a los corianos lo que hay que hacer en sus Fiestas». Tras la deliberación del jurado, se erigió vencedor el recortador moralejano Emilio Torres Motoro, triunfador en este arte en las principales plazas de España y que en las pasadas fiestas también fue galardonado con el trofeo concedido por 'Sangre Torera' al mejor recortador de Extremadura.

Torres Motoro recibió el trofeo de manos de José Julio Gutiérrez y manifestó su alegría por haberlo recibido en Coria, lugar donde existen grandes recortadores y que se hayan decantado por un recortador de Moraleja, «motivo por el cual hace grande este trofeo puesto dejando atrás los localismos, se han inclinado por una persona que no es de Coria», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos