Mérida es la capital regional de este cultivo

L. E.| BADAJOZ

Los análisis estadísticos a veces traen estas sorpresas. Si hubiera que otorgar el título de capital extremeña del olivo, no sería para Monterrubio, Almendralejo ni cualquier pueblo de Gata-Hurdes, sino para Mérida.

Efectivamente, la capital autonómica tiene la mayor superficie de olivar declarado de la región, con 9.002,8 hectáreas. Sin embargo, el fenómeno tiene su explicación, el término municipal emeritense es uno de los más grandes, supera los 857 kilómetros cuadrados. Por el norte alcanza Puebla de Obando y por el sur llega hasta Solana de los Barros.

Por detrás, aparecen municipios que sí que cuentan con una importante tradición olivarera, como puede ser el caso de Monterrubio de la Serena, sede de una denominación de origen, Castañar de Ibor o Fuente del Maestre, ya junto a Tierra de Barros.

Por comarcas, la zona más olivarera es Tierra de Barros, ya que estos árboles suponen el 20,7% de toda la superficie agraria útil (SAU) de la que dispone. Esta proporción también es importante en Gata-Hurdes (18,4%) y Ibores (9,9%). Las dos primeras son también las que más han visto crecer su extensión de cultivo, del orden de 5.000 hectáreas cada una en los últimos diez años. En el conjunto de la región, el aumento es del 12,25%.

En cuanto a la producción, las tres cuartas partes tienen su origen en Extremadura. Además, sólo el 5% de las explotaciones de toda la región presenta rendimientos superior a los 5.000 kilos por hectáreas. Por eso, el perfil medio del olivar extremeño, según la clasificación tradicional, sería la finca de secano con rendimientos medios o bajos.

Otro aspecto de interés para este subsector es el relacionado con las ayudas comunitarias, Entre los años 1996 y 2004, el olivar extremeño ha recibido 450 millones de euros procedentes de la UE. Ese dinero supone el 4,69% del total de las ayudas que destina Bruselas a España dentro del capítulo dedicado a las materias grasas.

El refino de aceite en Extremadura suponía el 4,22% del total nacional en 2007.