Una ceremonia para pensar

El Teatro Alkázar de Plasencia acoge la gala más solidaria de cuantas ha organizado HOY, un acto en el que los cuatro premiados dejaron mensajes para el recuerdo

ANTONIO J. ARMERO| PLASENCIA
Foto de familia de los premiados, junto a autoridades y directivos de HOY, sobre el escenario del Teatro Alkázar. / ANDY SOLÉ/
Foto de familia de los premiados, junto a autoridades y directivos de HOY, sobre el escenario del Teatro Alkázar. / ANDY SOLÉ

Cuatro extremeños tienen desde ayer un línea de éxito más que añadir a su currículum profesional. El empresario Marcelo Muñoz, el actor Alberto Amarilla, el cantautor Luis Pastor y Julia del Viejo, adjunta a la coordinación de transplantes de Extremadura, se añaden a la lista de ilustres nacidos en la comunidad autónoma que han recibido el Extremeño de HOY, el galardón que concede cada año este diario.

Lo recibieron ayer en el Teatro Alkázar de Plasencia, en un acto patrocinado por Endesa y apoyado por Cáceres 2016, que respecto a ediciones anteriores, añadió el componente solidario. Además de los cuatro distinguidos, HOY hizo una aportación de seis mil euros al comedor social de Cáritas. «Ese dinero permitirá que coman mil quinientas personas», agradeció Sor Julia Figueredo, responsable del comedor, que desde su apertura el pasado mes de diciembre ha servido 5.575 comidas.

El agradecimiento de la religiosa fue el punto y final alegre a una ceremonia emotiva, con discursos cargados de sinceridad, reflexivos, aplaudidos por un auditorio que incluía a representantes de diferentes estamentos de la sociedad extremeña. Acudió Guillermo Fernández Vara, presidente del gobierno autonómico; el presidente de la Asamblea, Juan Ramón Ferreira; Carmen Pereira, delegada del Gobierno; Juan Andrés Tovar y Valentín Cortés, presidentes de las diputaciones provinciales de Cáceres y Badajoz, respectivamente; y responsables de varias consejerías, entre ellos José Luis Navarro, Dolores Pallero y Pilar Lucio. También la alcaldesa de Plasencia, Elia María Blanco; José Antonio Monago, presidente del Partido Popular en Extremadura, y varios parlamentarios regionales junto a miembros de distintas corporaciones locales de los principales ayuntamientos extremeños.

La entrega de premios arrancó con el discurso de Ángel Ortiz, en su primera intervención pública como director de HOY. Entre sus palabras hubo un agradecimiento a Julián Quirós, director saliente, que ocupa ya el mismo cargo en Las Provincias, el diario de Vocento en Valencia. Precisamente a este relevo se refirió en su alocución Guillermo Fernández Vara, alegre «sobremanera de que el nuevo director haya salido de la redacción».

El presidente de la Junta ensalzó el patrimonio que acumula Plasencia, ratificó «lo que ya dije hace dos años, que Extremadura necesita al HOY», y profundizó en un análisis de los desafíos que hay que afrontar en épocas de crisis. «Están cambiando muchas cosas -dijo Vara-, son tiempos de preguntas y de respuestas, hay una nueva relación entre la prensa y la sociedad, y ahora lo fácil es buscar culpables y lo difícil, encontrar soluciones».

El discurso del presidente autonómico entroncó con los tres principios que han regido los Extremeños de HOY 2009: creatividad, solidaridad y compromiso con la región. Esos tres valores unen también a los cuatro elegidos para recibir la encina cúbica, la obra de José Luis Hinchado que tras 21 años de premios, tienen ya en sus casas un centenar de extremeños.

La alcaldesa, agradecida

Antes de que los cuatro últimos en merecerlas fueran subiendo al escenario del Teatro Alkázar, intervino la alcaldesa de Plasencia, que se declaró honrada porque la ciudad acogiera el acto y comprometida con el discurso optimista del director de HOY.

El diario estuvo representado en la ceremonia por Antonio Pitera, director general; el director y su antecesor en el cargo; Juan Domingo Fernández, subdirector; y Miguel Ángel Jaraíz, responsable de hoy.es. También estuvieron en Plasencia varios miembros del consejo de Administración de Corporación de Medios de Extremadura. Entre ellos, su presidente, Pelayo Moreno, y junto a él, el secretario José García Cancho y los consejeros Jaime Velázquez, Eduardo Bergareche, Carlos Arce, Federico Gerona y Mariano Ybarra. También en el Teatro Alkázar estuvo Jesús Rodríguez, delegado regional de Sevillana Endesa, «encantado de patrocinar, un año más la gala de HOY, que es un evento cultural muy importante, una referencia en la sociedad extremeña».

Tanto él como el resto de invitados pudieron escuchar el mensaje emotivo que lanzó Julia del Viejo, elegida para los premios por su labor como adjunta a la coordinación de transplantes en Extremadura. Al inicio de su breve discurso, tuvo que contener las lágrimas al recordar al chico de 21 años ahogado en un pantano de Cordobilla de Lácara. «Era de mi pueblo, de Oliva de Mérida, y su madre me llamó ese día», recordó la galardonada, «contenta, orgullosa y muy agradecida» porque HOY la hubiera elegido. Del Viejo se lo dedicó a quienes a lo largo de estos años han confiado en ella y también «a los donantes, artífices del milagro español» en esta materia tan comprometida.

Igualmente agradecido se mostró Marcelo Muñoz, el empresario placentino pionero en el acceso al mercado chino. Como sus tres compañeros, tuvo una dedicatoria especial, en su caso hacia su padre y hacia Paquita, su mujer, que le acompañó en aquellos primeros viajes al país asiático, por las aldeas de la China más recóndita. Además, Muñoz aprovechó la ocasión para lanzar dos mensajes claros. En primer lugar, hizo un llamamiento a los jóvenes, porque «a ellos les pertenece el futuro». Por eso precisamente, fue claro en el consejo: que estudien chino. Y su segunda idea fue para las instituciones de la región, y en especial para la Junta. Muñoz cree que es el momento de volcarse con las experiencias dirigidas al mercado que él tan bien conoce, y se refirió al ciclo de debates que está organizando la Universidad de Extremadura y que analizará la realidad de aquel país.

El componente cultural

Los dos premiados en el apartado cultural fueron Alberto Amarilla y Luis Pastor. El joven actor, que se frotaba las manos nervioso antes de subir al escenario a recoger su estatuilla, recordó sus tiempos de infancia en Plasencia. «Aquí, en el Teatro Alkázar, que entonces era un cine -evocó-, venía a ver 'Los Goonies', 'Robocop' o 'Bitelchus', y aquí en Plasencia, descubrí que quería ser actor».

El último en recoger su galardón fue Luis Pastor, «orgulloso por el hecho de que el premio viniera de su tierra». Se lo dedicó a Lourdes Guerra, su compañera, «y a la gente que se dedica a la cultura», y leyó 'Un tiempo de cerezas', quizás su poema más conocido, el que con el paso del tiempo han adquirido la categoría de himno para una generación de extremeños. Ese poema suyo habla de la necesidad y deja frases para el recuerdo. Como los Extremeños de HOY 2009.