Diez años recibiendo agua potable en bolsas de plástico

Los vecino de Alvarado se han quejado y exigen "una solución urgente" para una situación que califican de "vergonzosa"

EUROPA PRESS |HOY.es
Un vecino coge bolsas de agua  potable. / HOY/
Un vecino coge bolsas de agua potable. / HOY

Los 300 residentes del poblado pacense de Alvarado están cansados de tener que recurrir a las bolsas de agua potable que les suministra Aqualia tres veces por semana para su abastecimiento diario, ya que no disponen de agua apta para beber cuando abren los grifos de sus casas.

Así lo han explicado a Europa Press algunos de los afectados, quienes se quejaron de que este problema persiste desde hace "diez años", por lo que reclaman soluciones "urgentes" para terminar con una situación que califican de "vergonzosa".

Una de las vecinas de este poblado, que depende del Ayuntamiento de Badajoz y que dista de la capital pacense unos 15 kilómetros, Francisca Macho, ha apuntado que el agua corriente que llega a sus viviendas "no se puede beber" por contener "nitratos" y otras sustancias perjudiciales para la salud.

Esta mujer ha explicado que esto ocurre desde que cerraron los pozos de esta localidad, a través de los que les suministraban antes. "Tenemos un pozo pero se filtra el nitrato y no podemos usarlo", ha señalado, antes de censurar que las autoridades competentes les prometieron realizar las acometidas necesarias para hacer llegar al poblado agua potable "este año". "Nos dijeron que este año harían la obra, pero de momento nada".

En la misma línea, otro de los residentes, José Antonio, ha mostrado su malestar por tener que soportar hoy en día una situación que les genera "muchos" inconvenientes. "Esto no puede ser, el agua está contaminada y queremos agua potable. No podemos ir todos los días a buscarla y algunos días no hay", ha lamentado.

Todas las personas que viven en esta localidad recogen varias veces por semana las bolsas de plástico que la empresa suministradora deposita en un contenedor, ubicado en un cuarto trasero de las dependencias municipales.

Al respecto, protestan porque además de resultarles incómodo cargar con las bolsas, aseguraron que la calidad del agua que contienen éstas deja mucho que desear, ya que presenta un tono "amarillo", y los envases de plástico no disponen "de fecha de caducidad", tal y como asevera Ana María Peña, otra de las afectadas.

Medidas de presión

"Este cuartillo está todo el día abierto, entran animales y se mean. No hay higiene ninguna", ha añadido, antes de anunciar que están pensando en dejar de pagar por este servicio, como medida de presión para que presten atención a sus demandas.

Esta mujer señala que "son muchos los niños" del poblado los que presentan problemas en la piel por asearse con el agua corriente. "Muchos niños tienen la piel atópica por el agua, que es mala para la piel".

También, Margarita, que regresaba a su casa con un carro de la compra lleno de las bolsas de agua, que emplea para "fregar platos y suelos", ha instado a que se tomen medidas "urgentes" al respecto. Del mismo modo, el dueño del bar ha dicho que "esto es vergonzoso", tras "diez años arrastrando" el mismo problema y sugiere a sus convecinos "ir todos al Ayuntamiento" de Badajoz para protestar indefinidamente hasta obtener una solución.

Para resolver este asunto se habían previsto obras para hacer llegar el agua potable desde otra localidad, según ha explicado la administrativo del ayuntamiento en esta pedanía, Raquel Blanco, quien ha confirmado que "el proyecto" para esta acometida "estaba firmado", pero debido al alto coste de esta infraestructura, que ascendería a "un millón de euros", habrá que esperar "otro año" por falta de presupuesto en este ejercicio.