Cáceres y la ciudad francesa de Blois estrechan lazos culturales

Situada en la zona del Loira, la localidad gala es Patrimonio de la Humanidad

REDACCIÓN| CÁCERES
Los regidores español y francés se intercambiaron regalos. / A.C./
Los regidores español y francés se intercambiaron regalos. / A.C.

Los máximos representantes municipales de Cáceres y la localidad francesa de Blois, Carmen Heras y Marc Gricourt, respectivamente, firmaron ayer en el salón de actos del Ayuntamiento el protocolo con el que se inician formalmente las relaciones de amistad entre ambas ciudades, que se comprometen a fomentar la cooperación en el ámbito de la cultura y la juventud, principalmente.

En el acto institucional estuvo presente el conjunto de la delegación francesa que se encuentra en la ciudad desde hace varios días, y que está formada por el teniente de alcalde y concejal de Educación, Juventud e Infancia, Yann Bourseguin; la concejala de Cooperación y Hermanamientos, Emmanuelle Sailly; un asesor cultural, Hervé Bourit; el director de Educación, Charles Fournier, además del secretario de la Asociación Francia-España, Daniel Besnard y del director de una Casa de Cultura, Guillaume Lemote.

La alcaldesa cacereña resaltó ayer la importancia de establecer este tipo de lazos, ya que «ennoblece a las ciudades y las hace mejores» porque ofrece la posibilidad de conocer otras culturas y entablar amistad con localidades similares. El acercamiento ha sido posible gracias a la gestión del cónsul de Francia en Madrid.

Por su parte, el alcalde galo se mostró «muy contento» por este acercamiento a Cáceres, y recordó que ambas ciudades cuentan con un legado patrimonial importante. En este sentido, confió en que la colaboración entre ambas contribuya también a la consecución de Capital Cultural de Europa en 2016 por parte de Cáceres.

«Europa se construye en Bruselas y en Estrasburgo, pero también con iniciativas como esta que unen más a las ciudades», dijo.

Reyes

Blois está situada en medio de la comarca de los castillos del Loira, supera los 51.000 habitantes y cuenta con importantes empresas del equipamiento del automóvil, de la salud, del sector agroalimentario o de productos cosméticos. También es Ciudad Patrimonio de la Humanidad, con un castillo que fue residencia de reyes franceses y que acoge actividades culturales durante el año.