«Hace dos años que no paso por allí, se me caen las lágrimas»

El presidente del Motoclub de Mérida considera que el Ayuntamiento ha dejado abandonado el circuito de Royanejos

JUAN SORIANO| MÉRIDA
Miguel Ángel Sainz. / BRÍGIDO/
Miguel Ángel Sainz. / BRÍGIDO

El Motoclub Emeritense, que preside Miguel Ángel Sainz, se encargó de la gestión del circuito de Royanejos hasta el año 2005. Desde ese momento, en el que se rompió el acuerdo que mantenía con el Ayuntamiento, ha asistido con preocupación al progresivo deterior de la instalación, que ha culminado con la convocatoria de un concurso para que pase a manos privadas.

-¿Qué le parece la decisión del Gobierno local de arrendar el circuito de Royanejos?

-Desde el año 2005 que hicimos la última prueba y entregamos las llaves, nadie se ha preocupado de saber qué ha pasado. Ya estamos desmoralizados. Desde el momento en que el Ayuntamiento no estaba interesado en hacer pruebas ni autonómicas, ni nacionales, ni europeas, como se hicieron, ya no se ha vuelto a saber nada del futuro del circuito.

-¿En qué estado se encuentran las instalaciones?

-Están totalmente abandonadas. Se han llevado todo: cristales, baños, puertas... Hasta el edificio se lo están llevando por partes. Hace dos años que no paso por allí, porque cuando lo hago se me caen las lágrimas. Tanto el anterior equipo de Gobierno como el actual no han contado con nosotros.

-¿Sabía que el Ayuntamiento iba a convocar el concurso para el arrendamiento del circuito?

-Lo sabía, pero no porque el Ayuntamiento nos haya dicho nada. Lo sé porque alguien me ha avisado cuando salió el otro día la convocatoria del concurso en el Boletín Oficial de la Provincia.

-¿Cree que esta solución es la mejor idea para recuperar la actividad en el circuito?

-Imagino que al final se alquilará a alguien que tenga ganado, como estaba hace años, para que por lo menos pasten los animales. Es un circuito en el que se gastaron de 40 a 50 millones de pesetas en 1998, en su inauguración oficial con motivo de la primera prueba del campeonato de España, y en el que se hicieron otros gastos en varias reformas posteriores. Como no sabemos nada... Ojalá se utilice para pruebas deportivas, pero no parece claro.