«El empresario no apuesta aún por los discapacitados»

J. L. G.| BADAJOZ
Carlos Díaz, empresario./
Carlos Díaz, empresario.

Carlos Díaz, 34 años, tiene una hermana con síndrome de down, seguramente la causa -él mismo lo admite- de que toda su actividad empresarial la haya focalizado hacia la inserción en el mundo laboral de los discapacitados, tanto físicos como intelectuales.

Gerente de Ditosal, un centro especial de empleo que ofrece trabajadores en el sector servicios y que este invierno tenía en plantilla a treinta personas; y delegado de la única tienda de Vodafone en Badajoz con un departamento para discapacitados, pues vende móviles con teclas grandes, botón de emergencia o localizador con gps, por citar algunos modelos, ahora acaba de abrir en el casco antiguo esta churrería . «La realidad -declara- es que el empresario aún no apuesta por los discapacitados, y eso que ahora, por lo menos, existen leyes que incentivan su inserción laboral, las cuales, por qué no decirlo, yo las aprovecho».

Fotos

Vídeos