Arranca la campaña de alto riesgo de incendio con tres nuevas bases de helicópteros

Las altas temperaturas aumentan el peligro de fuego en el campo 1.300 efectivos dependientes de la Junta estarán al tanto dentro del Plan Infoex

RAFEL MOLINA| CALERA DE LEÓN
Helipuerto y helicóptero del Infoex, ayer en la localidad de Calera de León. / R. MOLINA/
Helipuerto y helicóptero del Infoex, ayer en la localidad de Calera de León. / R. MOLINA

Prevención, dotación de medios y sensibilización. Estos son los tres factores, a juicio del consejero de industria, energía y medio ambiento, José Luis Navarro, necesarios para evitar la propagación de incendios forestales. Si fundamentales son los trabajos de prevención durante los meses de invierno y la dotación de infraestructuras, la principal preocupación de la consejería que dirige en el inicio del periodo de peligro alto de incendios, es transmitir a la sociedad, y fundamentalmente a los agricultores y ganaderos, que respeten la prohibición de quemas de restos agrícolas, rastrojos y pastos, ante el enorme riesgo que suponen.

El consejero hizo ayer estas declaraciones en el transcurso de su visita a la nueva base de helicópteros de Calera de León, en cuya construcción se han invertido algo más de 429.000 euros, y que junto con las de Herrera del Duque, con 522.000 euros de inversión, y la de Jarandilla de la Vera, cuyas obras han ascendido a unos144.000 euros, vienen a reforzar los medios materiales del plan operativo extremeño INFOEX.

Dotaciones

La base de Calera de León cuenta con cochera para vehículos contra incendios de 150 metros, dependencias para el personal del plan INFOEX, de 185 metros, helisuperficie de 315 metros para operación de helicópteros de gran capacidad, con depósito de combustible de 20.000 litros, caseta para herramientas y mantenimiento de la aeronave y zonas de acceso y aparcamientos.

Algo superiores se presentan las instalaciones de Herrera del Duque y Jarandilla de la Vera, donde además de todas las instalaciones necesarias para personal y vehículos, las zonas de helipuerto poseen 400 metros cuadrados. Además en la base de Herrera, los efectivos cuentan con un hangar de 180 metros para estacionamiento y mantenimiento de helicópeteros, y en el edificio de Jarandilla se han construido estancias para la tripulación.

Temperaturas extremas, viento alto, baja humedad y negligencias, forman parte del coctel explosivo que puede provocar un gran incendio.

Así, los valores termométricos con los que hemos comenzado este mes de junio, sumados a la poca humedad, tanto del suelo como de la vegetación, debido a las escasas lluvias primaverales (con un nivel de precipitaciones por debajo de la media), y las rachas de viento, suponen que en este inicio de campaña se den condiciones más que favorables para una propagación rápida de los incendios forestales.

En este sentido, José Luis Navarro explicó que «lo más importante no son las condiciones de partida, si no la evolución de la campaña».

Medios

En cuanto al número de efectivos, el consejero explicó que esta campaña se ha reforzado en más de 140 personas con respecto a la pasada, hasta alcanzarse la cifra de 1.300 efectivos dependientes de forma exclusiva de la Junta.

Navarro aseguró que «el mapa regional se encuentra totalmente cubierto, con retenes en 52 puntos geográficos, helicópteros propios en 9 enclaves y otro destinado a tareas de coordinación; a los que se añaden otros 3 helicópteros y 2 hidroaviones del Ministerio de Medio Ambiente, con base en Talavera La Real, pudiendo recurrirse, en caso de necesidad a la Unidad Militar de Emergencia con base en Torrejón.

Aun así, el consejero reiteró la necesidad de extremar todos los cuidados posibles, «ya que todo esto no garantiza que este verano, si las circunstancias climatológicas y si algún descuido humano lo provoca, tengamos que enfrentarnos a la propagación de incendios forestales.