Comienza a funcionar el séptimo centro de salud, que atiende a 11.800 usuarios

Los vecinos de Nuevo Cáceres proponen a la Junta que el nuevo ambulatorio se llame San Antonio

MARÍA JOSÉ TORREJÓN| CÁCERES
El goteo de usuarios fue incesante durante toda la jornada en el centro de salud de Nuevo Cáceres. / MARISA NÚÑEZ/
El goteo de usuarios fue incesante durante toda la jornada en el centro de salud de Nuevo Cáceres. / MARISA NÚÑEZ

Cáceres cuenta desde ayer con siete centros de salud. El último en sumarse al mapa sanitario ha sido el edificio levantado en Nuevo Cáceres, diseñado por el arquitecto Justo García Rubio. Las instalaciones abrieron ayer las puertas al público, dos años y seis meses después del inicio de las obras.

La expectación y el desconcierto fueron los dos ingredientes de la jornada inaugural. Había curiosidad entre los vecinos de la zona por ver el interior del inmueble. El exterior hace tiempo que llamó la atención de los viandantes por su concepción vanguardista. «Cuando empezaron las obras, mi nieto decía que parecía una pista de patinaje», comentaba una usuaria que aguardaba su turno en la cola que conducía hasta el mostrador de información.

Fueron muchos los que se trasladaron hasta la avenida Juan Solano Pedrero para resolver sus dudas. Cambiar de centro de salud y de médico genera incertidumbre. El ambulatorio de Nuevo Cáceres absorbe a parte de los pacientes que hasta ahora dependían del centro de salud San Jorge. Desde ayer 11.800 usuarios han pasado a pertenecer al nuevo centro de atención primaria. El SES (Servicio Extremeño de Salud) envió hace días una carta a las personas afectadas por el traslado, en la que se les indicaba que a partir del 1 de junio su centro de salud pasaba a ser el de Nuevo Cáceres y se les comunicaba el nombre de su médico de cabecera.

Pero esa carta no ha llegado a todos los destinatarios. Ni Fátima Antúnez ni Inés Cortijo han recibido el escrito. Por eso se acercaron a primera hora al nuevo centro de salud. Querían saber si ellas también pasaban a ser usuarias de estas instalaciones. Y sí, en efecto, estas dos mujeres forman parte del multitudinario grupo de los 11.800 pacientes que atiende desde ayer el séptimo ambulatorio de la capital. También están adscritos a estas instalaciones los habitantes de Torreorgaz y Torrequemada, aunque seguirán recibiendo la atención primaria en sus consultorios habituales.

¿Y San Jorge?

Con la puesta en marcha del centro de salud de Nuevo Cáceres el Servicio Extremeño de Salud persigue un doble objetivo. Por un lado, acerca una dotación sanitaria a un barrio joven. Y, en segundo lugar, logra descongestionar el centro de salud San Jorge, que hasta ahora soportaba un volumen de pacientes que ascendía a 26.880. En la actualidad, este centro de salud se queda con 15.080 usuarios, ocho médicos de familia, ocho ATS y dos consultas de pediatría.

El centro de salud de Nuevo Cáceres cuenta con cinco médicos de familia, cinco ATS y dos consultas de pediatría. Oferta, además, una unidad de planificación familiar, servicio veterinario y farmacéutico. La plantilla de trabajadores se completa con tres administrativos y tres celadores.

José María Tovar, presidente de los residentes de Nuevo Cáceres, recuerda que esta instalación sanitaria fue una reivindicación del movimiento vecinal. La Consejería de Sanidad adjudicó a Pinilla la construcción de este centro de salud por un importe de 1.825.245 euros. Ahora el presidente vecinal tiene otra propuesta para la administración regional. «Queremos que el centro de salud se llame San Antonio», dice Tovar. Hay que recordar que el polígono sobre el que se levanta el barrio lleva este nombre. «Es una manera de no perder nuestra raíces», apostilla José Maria Tovar.

Justo García, el arquitecto de la obra, se mostraba ayer satisfecho con el resultado. «Hemos conseguido que el edificio tenga personalidad. Aporta singularidad al espacio», subraya el creador del singular inmueble al tiempo que agradece a la Junta de Extremadura que haya apostado por un diseño más libre. García Rubio (Cáceres, 1948) ha sido galardonado con el Premio Extremadura a la Creación y ha firmado el proyecto de la estación de autobuses de Casar de Cáceres, entre otras obras.

El nuevo centro de salud se suma a los seis ya existentes en la ciudad: Plaza de Argel, Zona Centro, San Jorge, Aldea Moret, Manuel Encinas y Mejostilla.

«No me han enviado la carta y he venido para saber qué médico me pertenecía», relata esta vecina de Nuevo Cáceres. Y despejó su duda: «Me ha tocado el doctor Robles, que es el de mi hija». Sobre el diseño del centro, sentencia: «Me gusta».

Pedro Solís se acercó ayer al centro de salud a solicitar cita para su suegra. Y se la dieron. «El edificio me parece un búnker, pero la arquitectura moderna es así. Llama la atención. Lo importante es que funcione bien», precisa.

«Tengo azúcar y necesito controlarla con frecuencia. Como no he recibido la carta, no sabía si seguía perteneciendo al centro de San Jorge o si me han trasladado aquí -detalla-. Al final, me han dicho que pertenezco a éste», comenta Inés.

Florencio y su familia son usuarios del nuevo centro de salud. Conservan el mismo médico que tenían en San Jorge, que también se ha trasladado al ambulatorio de Nuevo Cáceres, el doctor Prieto. «Me han dado cita para mañana», comenta.

Elisabet vive en la residencia de Cocemfe. Y ayer, al acercarse al centro de salud, en lo primero que reparó fue en que el bordillo rebajado que permite acceder a las personas en silla de ruedas al edificio está alejado de la entrada principal.