Ocho farmacéuticos extremeños se han registrado como objetores y no venden la píldora

Tras el anuncio de su posible dispensación sin receta, dos farmacias de Mérida han solicitado los formularios para inscribirse también

C. H.| BADAJOZ
Una farmacéutica muestra varias cajas de una marca de la píldora poscoital./ HOY/
Una farmacéutica muestra varias cajas de una marca de la píldora poscoital./ HOY

Son una minoría, pero existen. En Extremadura están inscritos ocho farmacéuticos en el Registro de Objetores de Conciencia que se creó en el Colegio de Farmacéuticos de Badajoz en el año 2000 coincidiendo con la aprobación de su código deontológico, y se niegan, por razones personales y de conciencia, a vender la píldora del día después, ni con receta, ni sin ella.

En el Colegio Farmacéutico de Cáceres existe otro registro similar, pero en la actualidad no existe ningún colegiado inscrito, aseguró ayer su presidente, Pedro Claros.

Los ocho registrados, dos de los cuales ya no tienen farmacia al estar jubilados, pertenecen a la provincia de Badajoz, y están localizados en Badajoz, Mérida, y Pueblonuevo del Guadiana, según confirmó el presidente del Colegio pacense, Cecilio Venegas.

Uno de los objetores, Fernando Hernández Mancha, de Mérida, fue uno de los primeros que se inscribió en el Registro, explicando además su opinión en una carta al director en el diario HOY, que fue publicada el 31 de diciembre del año 2000.

«El farmacéutico es el técnico del medicamento, que busca con él curar, eliminar una dolencia o prevenir una enfermedad, pero nunca colaborar en la destrucción de una vida incipiente», justificó entonces.

En la actualidad, su hijo Fernando Hernández Fernández, que regenta la misma farmacia, ya no se declara objetor «al confirmar los últimos estudios científicos que la píldora no es abortiva, y que no tiene efecto si el óvulo fecundado ya está implantado».

Sin embargo, sí que mostró su oposición frontal a que se apruebe su venta sin receta ni control médico. «No me declaro objetor de la píldora, pero sí me declaro a favor de que el médico la prescriba siempre», advirtió ayer.

Síntoma del malestar que ha creado el anuncio realizado por el Ministerio de Sanidad es que dos farmacias más, de Mérida, acaban de solicitar la documentación para inscribirse en el Registro de Objetores.

El Colegio de Farmacéuticos de Badajoz aseguró ayer que las farmacias objetoras son merecedoras del mayor respeto, y que la objeción forma parte de los derechos personales.

Su presidente, Cecilio Venegas, destacó que la cifra de ocho farmacéuticos entre los 950 colegiados en la provincia de Badajoz, apenas tiene relevancia, y no afecta de forma negativa a los posibles usuarios ya que existen multitud de farmacias de guardia y abiertas 24 horas alternativas.