Los bomberos incrementan sus actuaciones en accidentes de tráfico

El nuevo jefe del parque, Juan Carlos Sánchez, quiere potenciar el conocimiento de la figura del bombero entre los ciudadanos

M. ÁNGELES MORCILLO| MÉRIDA
Dos bomberos del Parque de Mérida en plenas labores de excarcelación de un vehículo. / BRÍGIDO/
Dos bomberos del Parque de Mérida en plenas labores de excarcelación de un vehículo. / BRÍGIDO

Un bombero no es sólo un apagafuegos. Es mucho más. Con el paso de los años, se ha convertido en una figura que se ha hecho imprescindible en la sociedad. En la actualidad ha adquirido múltiples labores que desarrollar dentro de su profesión. La prueba es que, en los últimos años, al menos en el Parque de Bomberos de Mérida, han notado un incremento en el número de intervenciones que han tenido que hacer cuando se ha producido un accidente de tráfico. Y es que el número de actuaciones en este campo se ha elevado de 38 a 42 del 2007 a 2008.

Aunque estas cifras no se diferencian mucho, con respecto a otros años si que se ha notado un repunte en este tipo de acciones. Eso es al menos lo que asegura el nuevo jefe del Parque de Bomberos de Mérida, Juan Carlos Sánchez, que ha tomado posesión de su cargo esta semana.

En este sentido afirma que, así como ha aumentado el número de intervenciones en este campo, «también se ha notado un incremento en la preparación de los bomberos. Tenemos equipos y personal muy bien preparados, se van depurando las técnicas, también los conocimientos y actuamos sabiendo lo que hacemos», asegura.

Sánchez se refiere, entre otras cosas, a la excarcelación de vehículos para la extracción de las personas que puedan estar atrapadas en el interior.

También se ha elevado en el último año la cifra de actuaciones en incendios, sobre todo los localizados en viviendas, que han ascendido desde los 25 producidos en 2007 a los 44 registrados el pasado año. Sin embargo, han descendido mucho los fuegos que se han producido en industrias. De 63 en el 2007 a 29 en el año 2008. Por el contrario, los incendios que han destruido contenedores también han aumentado notablemente. De 48 que se produjeron en 2007 a los 75 que se sofocaron el año pasado.

En cuanto a los servicios de salvamento, los miembros del cuerpo de Bomberos de Mérida han notado un aumento en la intervención de algún tipo de derrumbamiento. En 2007 participaron en 25 de ellos, mientras que el pasado año el número aumentó hasta los 42.

Intervenir en estos servicios sólo es posible si la dotación del cuerpo, tanto personal como material, es buena. Y en este caso lo es. Sánchez afirma que en el parque de Mérida cuentan con siete vehículos. Dos de primeras salidas. Uno de pequeñas dimensiones especialmente indicado para calles estrechas y con pocos accesos. El otro, interviene en el resto de la ciudad y en accidentes de tráfico.

Existe otro vehículo que es una nodriza pesada. Es autónoma, hace unos 12.000 litros de agua y sirve para abastecer al resto de vehículos. Hay otro para rescate y salvamento urbano, que es la autoescala, con una escalera de 50 metros.

Incendios forestales

Ahora que se acerca el verano y que los incendios forestales son más suceptibles de aparecer o ser provocados, el cuerpo de bomberos de Mérida se prepara a conciencia. «Tener los vehículos totalmente preparados para cuando se produzca alguno. Eso es lo que tenemos que hacer. Y este año, como hay tanta sequía, ya tenemos que estar en alerta, aunque el Plan Infoex entra en vigor el 1 de junio. Pero un fuego puede producirse en cualquier momento», asegura Sánchez.

De todas formas, asegura que en los últimos años se ha reducido mucho el número de incendios forestales en Mérida y comarca. «Puede ser debido a que la población se va concienciando a través de los medios, de las campañas que se hacen y de las leyes que se aplican», afirma el responsable del parque de bomberos.

Una de las metas que se ha propuesto Sánchez en esta nueva etapa profesional que comienza es la de dar a conocer a los ciudadanos la labor de los bomberos y acercar esta figura a los emeritenses «para conseguir su colaboración en todas las emergencias».