Los clientes pueden elegir

El nuevo modelo de gestión de los contratos eléctricos entra en vigor en julio: menos del 1% ha cambiado de compañía

M. M. N.| CÁCERES
Subestación eléctrica en la carretera de Trujillo./ HOY/
Subestación eléctrica en la carretera de Trujillo./ HOY

Los usuarios han comprobado como la última factura que les ha llegado incluía novedades. En un folio anexo, la compañía les detalla los pasos que deben seguir en lo que supone un pequeño nuevo avance hacia la liberalización. En julio entra en vigor el Suministro de Último Recurso (SUR). «Las distribuidoras se dedicarán exclusivamente a la gestión de las redes y dejarán de realizar la actividad de suministro de electricidad de la que se ocupaban. El suministro pasará a ser ejercido en su totalidad por las empresas comercializadoras en competencia, siendo los consumidores de electricidad quienes elegirán libremente a su comercializadora», destaca Aitor Moso, director comercial de Iberdrola.

«Iberdrola ha comenzado a enviar cartas a los clientes informándoles de la puesta en marcha del SUR, por lo que algunos se están poniendo en contacto con los distintos canales de atención al cliente», advierte Moso. De los 324.000 clientes que Iberdrola tiene en Extremadura, solo 15.800 han pasado al mercado libre. De ellos, 14.500 se han quedado con la comercializadora de Iberdrola y 1.300 eligieron otra compañía. Es decir, que apenas un 0,4 por ciento se decide a cambiar de empresa con los datos del pasado 31 de marzo.

A la pregunta qué debe hacer el usuario a partir de ahora, la Dirección Comercial de Iberdrola da una respuesta clara: «Consumidores domésticos y pequeñas empresas cuya potencia sea inferior o igual a 10 KW se podrán acoger a la TUR (Tarifa de Último Recurso)». Moso apunta que los que no elijan otra compañía comercializadora pasarán automáticamente a una firma del grupo. «Ni tendrán que realizar trámite alguno ni ningún tipo de actuación en la red o en los contadores. Por supuesto, no sufrirán cortes de luz», añade. El precio que paguen será el establecido por el Gobierno, igual que hasta ahora.

Quienes tengan más de 10 KW deben de firmar un contrato con una comercializadora a mercado libre antes del 1 de julio. Esa opción también la tienen los clientes con potencias más bajas.