La alcaldesa propone a la Federación que convierta en césped artificial el Mundial 82

Recuerda a la institución en un escrito que tiene la cesión del citado campo desde enero de 1982 por un plazo de 50 años El avance del PGM plantea la construcción de viviendas en el espacio

ANA B. HERNÁNDEZ| PLASENCIA
Campo de fútbol Mundial 82, de tierra y ubicado en la avenida de Portugal, frente a la Ciudad Deportiva. / ANDY SOLÉ/
Campo de fútbol Mundial 82, de tierra y ubicado en la avenida de Portugal, frente a la Ciudad Deportiva. / ANDY SOLÉ

Ni en la zona de Vinosilla, en el terreno municipal incluido en el complejo sociodeportivo 'Ciudad de Plasencia', ni en el campo de tierra de la Ciudad Deportiva. Las dos opciones que hasta la fecha se barajaban para dotar a Plasencia de un campo de césped artificial. En el que puedan jugar los más de 900 niños del fútbol base y el cerca del millar de veteranos que practican este deporte.

La alcaldesa, Elia María Blanco, ha enviado un escrito a la Federación Extremeña de Fútbol en el que propone a la entidad que convierta en campo de césped artificial el Mundial 82, junto a la Ciudad Deportiva. Para dar respuesta así a una demanda que los padres de los menores, en especial los de la escuela de la Unión Polideportiva Plasencia (UPP), llevan planteando en los últimos años.

«Hay localidades mucho más pequeñas como Moraleja, Montehermoso, Navalmoral... que cuentan con un campo o más de césped artifical para el fútbol 11, y aquí con más de 900 niños practicando este deporte carecemos de él», explicó ayer Luis Calle Tejeda, uno de los padres que integran la comisión creada en el seno de la escuela de la UPP para negociar que se dote a la ciudad de un campo de césped artificial. «No para los niños de la UPP, sino para todos los que practican el fútbol base en la ciudad», aclara Luis Calle.

Después de negociaciones y cruce de declaraciones entre responsables municipales y de la Federación para ver dónde y cómo se ejecuta la habilitación del citado campo, la alcaldesa plantea ahora la solución: la conversión del Mundial 82 en un campo de césped artificial. Un terreno que ya lo tiene en cesión la Federación Extremeña de Fútbol. Desde el 4 de enero de 1982 y por un plazo de 50 años, como recuerda Elia María Blanco a la entidad en el escrito que le ha enviado.

Medidas reglamentarias

En el que le propone que, conocida la cesión, proceda a la adecuación del campo de fútbol, construido en tierra. «La pelota está ahora en el tejado de la Federación, que ya tiene el terreno que pedía para poder habilitar el campo de césped artificial en Plasencia», valora Luis Calle, quien reconoce que «no tenía sentido que el Ayuntamiento hubiera cedido otros terrenos municipales a la Federación Extremeña de Fútbol, cuando ya tiene cedidos unos», argumenta.

Los padres de los alumnos de la escuela de fútbol de la UPP aplauden la respuesta municipal a la petición de la Federación y que la solución propuesta sirva para dotar a la ciudad del esperado campo de césped artificial. Un terreno «con las medidas reglamentarias que se precisan y que posibilita, incluso, incrementar tanto el largo como el ancho, por ejemplo alcanzando los 103 metros por los 63, para que tengan cabida en el campo de fútbol 11 dos de fútbol 7».

Luis Calle mantiene que las medidas posibilitan la conversión del Mundial 82 en un campo de césped artificial y, por ello, respalda la propuesta municipal. «Porque, además, esta opción permite potenciar la Ciudad Deportiva» y porque la mayor parte de la obra «ya está hecha, con lo que da tiempo a que la Federación, si se pone manos a la obra cuanto antes y puede hacerlo, tenga el campo listo para el próximo septiembre, cuando comienza la liga».

Recuerda que Plasencia tiene una de las mayores canteras de fútbol base de Extremadura «y es hora de que la ciudad disponga de un campo de césped artificial que permita la práctica de este deporte».

La que ahora se realiza en los campos de tierra del parque de la Isla y de la propia Ciudad Deportiva, en el caso del fútbol 11, y en el de Los Pitufos y el parque de a Coronación, en el caso del fútbol 7. La solución planteada por el Ayuntamiento daría respuesta al fútbol base de la ciudad en su conjunto. Una vez la conversión del Mundial 82 es posible porque el equipo que lo ha venido utilizando, el Ciudad de Plasencia, juega ya en el complejo sociodeportivo de la zona de Vinosilla.

Cuestión urbanística

Si finalmente la Federación Extremeña de Fútbol acepta la solución que da el Ayuntamiento, lo que se deberá modificar acto seguido es el avance del Plan General Municipal (PGM).

El documento elaborado para fijar el futuro urbanístico de Plasencia plantea edificar en el espacio que hoy ocupa el campo del Mundial 82. Dos manzanas compactas de 12 metros de fondo edificable y cuatro plantas de altura, con un máximo de 129 viviendas. El aprovechamiento urbanístico lo justifica el avance aludiendo a «una instalación deportiva obsoleta y en desuso, muy deteriorada y con unas dificultades para cualquier otro destino dotacional deportivo por su desconexión con la Ciudad Deportiva».

Un argumento que echa por tierra la propuesta lanzada ahora por la alcaldesa, al plantear a la Federación el mantenimiento del Mundial 82 como campo de fútbol de césped artificial. Lo que respaldan los padres de alumnos de las escuelas de fútbol que escenifican el tirón de este deporte en la ciudad del Jerte.