Persiguen a 200 kilómetros por hora un BMW con una rueda reventada

Un burgalés que era buscado en toda España por su relación con una banda dedicada al robo de vehículos de lujo pudo ser detenido la madrugada del sábado en las inmediaciones del Cerro Gordo tras ser perseguido desde Talavera la Real por una patrulla de la Guardia Civil.

E. F. V.| BADAJOZ
El cohe chocó al ingresar en  el Cerro Gordo./ HOY/
El cohe chocó al ingresar en el Cerro Gordo./ HOY

Un burgalés que era buscado en toda España por su relación con una banda dedicada al robo de vehículos de lujo pudo ser detenido la madrugada del sábado en las inmediaciones del Cerro Gordo tras ser perseguido desde Talavera la Real por una patrulla de la Guardia Civil.

El coche BMW 530 que conducía el delincuente fue localizado a las 5.30 en el polígono industrial de Talavera. Los agentes intentaron darle el alto, pero hizo caso omiso a las indicaciones y casi atropella a los agentes, una embestida que no les impidió perseguirlo en dirección Badajoz.

El coche de los guardias civiles casi les pisaba los talones a los delincuentes, que alcanzaron velocidades próximas a los 200 kilómetros por hora a pesar de llevar reventada una de sus ruedas. Finalmente, el conductor ingresó en la barriada del Cerro Gordo, una zona que se convirtió en una auténtica ratonera. De hecho, al llegar a la calle General Castaños no pudo continuar la fuga y chocó contra una cochera.

La persecución prosiguió a pie y los agentes pudieron detener a uno de los delincuentes. Se trata de M.A.S.D., un hombre de 35 años que reside en Burgos. Con posterioridad se ha sabido que el vehículo que conducía es el BMW que fue robado el lunes de la pasada semana de las instalaciones de la empresa de frutos secos Tomas Merino S.L., en Don Benito.

En una nave

El propietario, José Luis Merino, confirmó ayer que el automóvil estaba en el interior de una nave propiedad de la firma, con las llaves puestas. «A 20 metros había siete personas, pero no sospecharon al escuchar el motor porque yo entro y salgo con frecuencia».

Merino confirmó que la Guardia Civil le informó del hallazgo el sábado por la mañana, aunque fue ayer cuando se desplazó al depósito de vehículos de Badajoz para retirar su vehículo, de unos cuatro años de antigüedad. «Nuevo cuesta entre 50.000 y 60.000 euros», afirmó.

Falsas

En el momento del accidente, el coche utilizaba un juego de matrículas sustraídas esa misma noche a un turismo, también BMW, que se encontraba estacionado en el recinto del concesionario que la marca de vehículos tiene en Badajoz.

Al coche aparcado junto al concesionario le habían colocado otras placas robadas a un tercer BMW que se encontraba en una parcela próxima a la ciudad. «Desde luego se han tomado muchas molestias», afirmó un responsable de la marca. Los agentes localizaron en el maletero del coche accidentado varios objetos que podrían haber sido utilizados en la comisión de hechos delictivos: pasamontañas, guantes, taladros, mazas, varias placas de matricula, dinero en metálico y dos radio-transmisores. «La presencia del vehículo en el polígono industrial a primeras horas de la madrugada hace pensar a los agentes que el detenido planeaba la comisión de otro hecho delictivo», afirma la nota oficial.

Al detenido le figuran tres órdenes de búsquedas y detención, dos dictadas por los Juzgados de Burgos y la tercera por el señalamiento del Cuerpo Nacional de Policía de Málaga por la sustracción de vehículos de alta gama, además de tener antecedentes por robos en varias provincias nacionales. En este caso ha sido acusado de un presunto delito de atentado a agentes de la autoridad y otro de sustracción de vehículo.