Más de mil vecinos del área aprenden a tomar de forma correcta la medicación

ANA B. HERNÁNDEZ
Un farmaceútico dispensa un medicamento a dos jóvenes en una farmacia de la ciudad./ PALMA/
Un farmaceútico dispensa un medicamento a dos jóvenes en una farmacia de la ciudad./ PALMA

«Las pastillas no hacen efecto alguno si las quedamos en la caja y nos olvidamos de tomarlas». Antonio Villafaina Barroso, farmacéutico del Área de Plasencia y coordinador del programa de Apoyo al Paciente Polimedicado, explica con estas palabras la importancia de que se ejecuten los tratamientos médicos que se prescriben. Objetivo prioritario de la iniciativa pionera que arrancó a finales de 2007 en el área placentina y que alcanza ya a más de mil usuarios repartidos entre los 13 centros de salud que conforman la citada área. El Programa de Apoyo al Paciente Polimedicado es consecuencia de las carencias que los profesionales sanitarios venían un tiempo detectando en el Área de Salud. «Constatamos que había y hay muchos pacientes que tienen problemas para tomarse los medicamentos recetados», explica Antonio Villafaina. Una realidad que unida al hecho del envejecimiento progresivo de la población y la elevada prevalencia de pacientes que toman de forma continuada un número alto de fármacos simultáneamente, entre otros motivos, llevaron a los profesionales sanitarios a ponerse manos a la obra. Y crearon un protocolo de actuación que se basa en una entrevista con el paciente y su cuidador si lo tiene para conocer «con exactitud cuál es su problemática, qué medicamentos toma y cómo los está tomando», señala el coordinador. Si el enfermero y farmacéutico de cada centro de salud que llevan a cabo la entrevista comprueban que la toma se hace de forma errónea, «se entrega al paciente un pastillero para que el cuidador le prepare cada día la medicación en su interior y el usuario sólo tenga que tomarse las pastillas», añade Villafaina. La iniciativa arrancó a finales de 2007 y desde entonces el número de usuarios no ha parado de crecer. Más de mil son los que en la actualidad están dentro de un programa que quiere alcanzar a «los 10.000 pacientes del Área de Salud de Plasencia que entendemos que se pueden beneficiar de la iniciativa». Porque se encuentran en situación de ello. El programa está dirigido a todas las personas mayores de 75 años que tomen cinco medicamentos o más de forma crónica. «Consideramos tratamiento crónico aquél que se toma durante al menos tres meses de forma continuada para una patología concreta», aclara el farmacéutico. Pero también está destinada la iniciativa a otros usuarios que no cumplan estos criterios pero que, a juicio de los profesionales sanitarios que los atienden, «son susceptibles de ser incluidos porque detectan en ellos dificultades para cumplir el tratamiento terapéutico». Porque lograr que la población que tiene problemas para ello consiga cumplirlo de forma correcta es el fin último. Para conseguir que la medicación haga su función y que las patologías se curen o mejoren de forma sustancial. «De lo contrario no hay nada que hacer», reitera Antonio Villafaina Barroso. Enfermeros, auxiliares de enfermería de los equipos de Atención Primaria, farmacéuticos y médicos son los profesionales sanitarios que desarrollan el programa en el Área de Salud de Plasencia. Pero también los trabajadores sociales, los servicios sociales de base y los auxiliares de ayuda a domicilio participan. Porque el Programa de Apoyo al Paciente Polimedicado hace especial hincapié en los usuarios de la Ayuda a Domicilio y de la Teleasistencia. Porque requieren, como el resto de los incluidos en la iniciativa, ayuda para cumplir el tratamiento terapéutico de forma correcta. «Estamos logrando que los tratamientos se acaben y no se dejen a la mitad porque ya notamos cierta mejoría, que es una práctica habitual, y que las personas que tienen dificultades no se líen con las pastillas», detalla Villafaina. Reconocimiento En definitiva, los profesionales del Área de Salud de Plasencia están logrando que el día a día de muchos pacientes mejore. Por esta labor que materializan a través del Programa de Apoyo al Paciente Polimedicado han recibido ya un reconocimiento. La publicación nacional 'Correo Farmacéutico' les ha concedido el premio a la Mejor Iniciativa Farmacéutica de 2008, en realidad el primer año de ejecución completa del programa. El reconocimiento logrado y los buenos resultados cosechados el pasado año harán que esta iniciativa pionera de los profesionales sanitarios de Plasencia «se exporte al resto de Extremadura, es lo que se quiere hacer ahora desde el SES», adelanta Villafaina, para conseguir que el mayor número de pacientes en la región se tome de forma correcta la medicación. «Para que las pastilla hagan su función», zanja.