Buñuel, talismán de Fermín Solís

La novela gráfica del dibujante cacereño sobre el rodaje de 'Tierra sin pan' será reeditada y se distribuirá en toda España

CRISTINA NÚÑEZ

Fermín Solís durmió durante varios días en los todavía mágicos parajes de las Hurdes. Buscaba inspiración, entender cosas, explorar en la leyenda negra.Y allí encontró el espíritu de Luis Buñuel, ese genio controvertido que en 1933 rodó 'Tierra sin pan', un documental que logró sacar a esa comarca de la indiferencia. Un arma de doble filo que condicionó para siempre la imagen de los habitantes de esas tierras . Así, el dibujante cacereño encontró esa «historia interesante» que hacía tiempo que buscaba, empujado por su editor. 'Buñuel en el laberinto de las tortugas', fue publicada por la Editora Regional de Extremadura el verano pasado y ahora la reedita Astiberri, que intensifica la campaña de comunicación y que difundirá la obra por toda España. Los 2.500 ejemplares que sacó la anterior editora llegaron sólo a librerías grandes como Fnac o la Casa del Libro, y se agotaron. Ahora, la novela gráfica podrá comprarse en más provincias y en librerías especializadas. Buena estrella Solís cree que ha habido buena estrella en todo el proceso creativo de la obra, que impulsó Laureano Domínguez, el editor de Astiberri. Cuando el dibujante buscaba documentación en la Filmoteca de Extremadura Paco Rebollo, su director, le propuso editar la obra bajo sello extremeño. Solís lo comentó con Astiberri y así ese proyecto pasó a manos de la Editora Regional. Hubo buen entendimiento y la editorial, que ahora recupera la obra, lo entendió. De esta forma la vida de 'El laberinto de las tortugas' se prolonga. Se han vendido los derechos en Polonia, en Francia y en Italia, así que es probable que en breve la novela se vea traducida a los idiomas de esos tres países. El documental 'Tierra sin pan' fue filmado en un momento en el que el cineasta aragonés se encontraba perdido en París y estaba buscándose a sí mismo, encontrando su sitio. Fermín Solís recrea de una forma subjetiva el rodaje. La idea era encontrar los motivos que llevaron a Buñuel a rodar en Las Hurdes, y sus contradicciones. El título de la novela hace alusión a las casas hurdanas, que se asemejan a caparazones de tortugas. Dedicado actualmente a la ilustración para libros de texto Fermín Solís, de 37 años, no es un desconocido en el mundo del cómic. Con Astiberri ha publicado ya tres títulos: 'No te quiero, pero...', 'El hombre del perro' y 'El año que vimos nevar'. Premiado como autor revelación en el Salón del Cómic de Barcelona en el año 2004 la obra de Solís ha sido traducida a varios idiomas y distribuida en países como Canadá o Francia. Atraído fundamentalmente por historias cotidianas y personajes adultos el año pasado publicó su primer cómic para niños y acuñó los personajes 'Astro Ratón y Bombillita'. El volumen tuvo gran aceptación y busca tiempo para sacar una nueva entrega de estos dos héroes singulares.