La futura Ciudad de la Salud prevé crear más de 5.000 empleos

El nuevo parque tecnológico cacereño, que ocupará 200 hectáreas, acogerá el centro de supercomputación para dar servicio a las industrias de investigación. El proyecto prevé la instalación de más de un centenar de empresas de biotecnología y salud en el complejo

CELIA HERRERA
Boceto del proyecto de la CIudad de la Salud y la Innovación que se exhibe ya en el Centro de Cirugía de Mínima invasión, tal como lo gestó.|HOY/
Boceto del proyecto de la CIudad de la Salud y la Innovación que se exhibe ya en el Centro de Cirugía de Mínima invasión, tal como lo gestó.|HOY

El que sepa chino lo conocerá antes. El boceto del macroproyecto del parque tecnológico sanitario y de ciencias de la salud que se quiere construir en Cáceres, y que prevé generar más de 5.000 puestos de trabajo, está ya expuesto en dos grandes carteles (uno en chino y otro en inglés) en el hall del Centro de Cirugía de Mínima Invasión 'Jesús Usón' (CCMIJU), de Cáceres, que fue el horno en el que se dio forma y coció inicialmente la idea. El diseño definitivo se está preparando a fuego lento estos días en la Sociedad de Fomento Industrial de Extremadura, cuyos responsables presentarán oficialmente entre marzo y abril las líneas principales del proyecto que puede catapultar a la región extremeña como referente internacional en la investigación biotecnológica y sanitaria, y cambiará para siempre la vida de Cáceres: la denominada 'Ciudad de la Salud y de la Innovación'. Investigación intensiva El parque tecnológico sanitario ocupará 200 hectáreas, alrededor del Centro de Cirugía de Mínima Invasión y del nuevo hospital público de Cáceres que se está construyendo en sus inmediaciones, y en el que podrán aplicarse algunas de las técnicas innovadoras que se van desarrollando en el CCMI. Tal como se está diseñando, acogerá a más de un centenar de empresas del sector socio-sanitario, además de residencias de investigadores y universitarios, centros públicos y privados de investigación y hospitalización, así como centros de transferencia tecnológica y bioincubadoras. El corazón de todo el parque será el Centro de Cirugía de Mínima Invasión, cuyos responsables gestaron la idea hace más de 10 años. Tras darle vueltas al asunto y visitar experiencias similares en otras partes del mundo, hicieron cuentas, y presentaron el proyecto a la Junta de Extremadura. Ahora, cuando se han dado los primeros pasos para la plasmación de la idea, los directivos del CCMI ya se ven rodeados por el parque tecnológico dentro de 15 años. «Siempre nos planteamos qué vamos a hacer dentro de 15 años», explica el director científico del centro, Francisco Sánchez Margallo. El edificio del Centro de Cirugía es la primera piedra del parque tecnológico, pero también será su principal impulsor y motor de desarrollo. Como definió María Dolores Aguilar, vicepresidenta segunda y consejera de Economía, Comercio e Innovación, el CCMI será el «tractor» que arrastrará todo el proyecto. Personal especializado Por el momento, la Sociedad de Fomento mantiene el sigilo respecto a los detalles porque queda casi todo por hacer, como el nombramiento de un gerente para la sociedad, creada a finales de enero, que gestionará la Ciudad de la Salud. Se encargará también de comercializar y promocionar este proyecto a nivel internacional, y de diseñar el plan de negocios e inversión definitivos. Según las previsiones de la Junta de Extremadura, el parque contribuirá a la creación de «entre 5.000 y 9.000 puestos de trabajo», la mayoría especializados en el área sanitaria, y gran parte de ellos ocupados por técnicos especializados e investigadores, según adelantó María Dolores Aguilar. La consejera confía además en que buena parte de estos empleos estén ocupados por investigadores de reconocido prestigio, que se sientan atraídos por el trabajo y las sinergias que generen los centros y empresas de investigación que allí se instalen. Como novedad, en el parque se construirá un edificio, ya proyectado, para acoger el centro de supercomputación, otro gran proyecto que fue presentado por el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara el año pasado. El superordenador Este centro de supercomputación, que permitirá hacer grandes cálculos, dará cobertura a todas las empresas y centros de investigación del área, y funcionará también como «generador de negocio», explicó María Dolores Aguilar, ya que ejercerá como reclamo de todas las industrias e instalaciones que requieran de cálculos intensivos en áreas como la ingeniería, física, química, biomedicina, bioingeniería, ciencias de la salud, astrofísica, nanotecnología, meteorología y climatología, etc. El centro de supercomputación extremeño se conectará a las redes GRID, una tecnología innovadora que permite utilizar de forma coordinada todo tipo de recursos que no están sujetos a un control centralizado El nuevo centro de supercomputación extremeño se enmarcará dentro de la iniciativa Ibergrid, que fomenta la colaboración en cálculo científico entre organismos españoles y portugueses, y servirá de complemento al Centro Extremeño de Tecnologías Avanzadas de Trujillo, comentó Aguilar. El parque sanitario que se quiere construir en Extremadura pretende ser «un instrumento» que dotará de los equipamientos e infraestructuras necesarias para la empresas y centros tecnológicos del ámbito científico-sanitario, y que hará posible que decidan instalarse en la región. Si no existe este parque, «estas empresas jamás se instalarán en Extremadura», advierte María Dolores Aguilar. La vicepresidenta aseguró que ya existe un «vivero de empresas» de base tecnológica, algunas de ellas con sede ya en el Centro de Cirugía de Mínima Invasión, que están interesadas en instalarse en la futura Ciudad de la Salud. María Dolores Aguilar se refería así al Cluster Sociosanitario (agrupamiento de empresas del mismo sector con una estrategia común con servicios y algunos proveedores en común) creado oficialmente a finales del año pasado bajo los auspicios de las Consejerías de Economía y de Sanidad. Por el momento, la Sociedad de Fomento asume el 100% del capital inicial, y tiene previsto invertir 2,7 millones de euros en la definición del proyecto. Una vez definido, otras entidades e instituciones podrán incorporarse al accionariado, y dotarse de capacidad para decidir y participar en el desarrollo y ejecución del parque tecnológico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos