El permiso de conducir municipal se exigirá para obtener licencia

M. Á. M.

De los 41 taxistas que actualmente tienen concedida una licencia en Mérida, tan sólo diez disponen de lo que se denomina permiso de conducir municipal. Por eso, en la actualidad se lleva a cabo un proceso para que los que no lo posean puedan adquirirlo. José Vicente Serrano explica que «se ha ido jubilando gente que lo tenía y a los nuevos no se les ha dado o renovado desde, aproximadamente, el año 1994, que es cuando se creó». A partir de ahora, mediante un examen teórico sobre conocimientos de la ciudad, de la legislación del sector del taxi, del transporte público y seguridad ciudadana, los taxistas podrán tener ya este permiso, imprescindible para obtener alguna de las seis licencias para taxis adaptados a discapacitados. También se va a exigir a los que ya trabajan con el taxi y a cualquier persona que quiera, en un futuro, trabajar con él. Por eso, de forma periódica, el Ayuntamiento convocará ese permiso, según confirma José Vicente Serrano. Norma antigua Esta exigencia es una reminiscencia que queda de cuando, hace muchos años, comenzaron a venderse los primeros coches y los ayuntamientos otorgaban este tipo de permiso de conducir. Con este requisito que, como se ve, no es nuevo, se persigue un mejor servicio para el cliente. Asegurar que la persona que le lleve de un sitio a otro, en este caso el taxista, esté capacitado para responder a las necesidades del usuario con todas las garantías y de forma íntegra.